Costa Rica acumula 229 solicitudes de refugio de venezolanos
Imagen con fines ilustrativos. Shutterstock/La República.
Enviar

La intensificación de la crisis política en Venezuela, aunada a la escasez de alimentos e inseguridad, tienen a 229 venezolanos esperando el visto bueno para llegar al país en condición de refugiados, según datos de la Unidad de Refugio de la Dirección General de Migración y Extranjería.
Esto representa un aumento del 82% con respecto al mismo periodo del año anterior.


Las cifras mantienen un crecimiento alarmante en medida que la situación en el país sudamericano se agrava con la caída de los precios del petróleo, responsable de un 95% de las exportaciones de Venezuela.
En los últimos tres años solo se han aprobado 31 solicitudes de asilo de habitantes de ese país.
El alto porcentaje de rechazo se debe a que la condición de refugiado se justifica por una serie de motivos personales, más allá de una situación general del país, y estas razones aún no son comprendidas por las personas, según explicó Allan Rodríguez, coordinador de la Unidad de Refugio.
Por ejemplo, el aspirante a refugiado debe tener “temores fundados” de persecución por motivos de raza, religión, nacionalidad, género, opiniones políticas o militancia en un grupo social.
“Hemos tenido una mora importante en las solicitudes de refugio. Algunos motivos que plantean los candidatos no figuran dentro de la convención. Cuando se alegan condiciones como la inseguridad del país, es lamentable, pero es una situación que afecta a toda una nación y no a un individuo en específico”, explicó Rodríguez.
Las solicitudes de los venezolanos representan el 13% de las peticiones de asilo en el país, solo superadas por habitantes de Colombia (17%) y El Salvador (46%).
Sin embargo, representan las de mayor crecimiento en 2015 y todo hace indicar que a finales de este año llegará a una cifra récord de casi 500 peticiones de asilo.

Situación crítica 

En 2015, la economía de Venezuela -- dependiente en gran medida de la venta de petróleo -- se contrajo en un 5,7% y se espera una baja adicional de un 8% este año, según el Fondo Monetario Internacional. La moneda ha perdido el 98% de su valor en el mercado negro desde que Maduro asumió el cargo en 2013. Se prevé que la inflación aumente a casi un 500%, según datos de Bloomberg.
La escasez alimentaria se ha intensificado y el acceso a medicamentos es bajo, todo esto en un ambiento políticamente convulso, en donde se dificultan las opciones de la oposición para revocar el mandato de Nicolás Maduro.

 


Ver comentarios