Enviar
País afina estrategia y apuesta a denunciar a Nicaragua simultáneamente ante la OEA, La Haya y ahora en el Consejo de Seguridad
Costa Rica acude a la ONU
Hoy se vence el tiempo para que vecino del Norte saque sus tropas de suelo nacional y se pueda realizar binacional el sábado
El reloj sigue retumbando en los oídos, pues el tiempo se ha convertido en el peor enemigo. Conforme pasan los días, el conflicto con Nicaragua se percibe estancado.
Pese a la favorable resolución para Costa Rica del Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos (OEA), el vecino del Norte no saca sus tropas de suelo nacional.
Los efectivos militares, junto a decenas de trabajadores nicas, continúan afincados en Isla Calero, donde el daño ambiental es irreversible. Durante por las últimas cinco semanas se han talado decenas de hectáreas en dicha zona y depositado sedimentos, debido al dragado en el río San Juan.
Ante la lentitud y la burocracia que representa contrarrestar la invasión militar nicaragüense, las autoridades nacionales cambiaron la estrategia y ahora apuestan a varios senderos diplomáticos para ganar esta batalla.
El camino más reciente que se tomará es el de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).
Para ello, el canciller René Castro viajará el próximo lunes a la sede de este órgano en Nueva York, donde informará a las autoridades de la Secretaría General y el Consejo de Seguridad sobre la agresión territorial por parte de las fuerzas armadas de Nicaragua.
Orquestando la estrategia a seguir en el seno de la ONU, Castro también llamó a consultas a Eduardo Ulibarri, representante ante las Naciones Unidas; Jorge Urbina, embajador ante el Reino de los Países Bajos; Enrique Castillo, representante en la OEA, y Edgar Ugalde, ex vicecanciller, embajador en Colombia y agente ante la Corte Internacional de Justicia.
Acudir a la ONU al mismo tiempo que la OEA hace eco a la recomendación del ex presidente Oscar Arias y el ex canciller Bruno Stagno.
Ambos ex funcionarios habían aconsejado a la presidenta Laura Chinchilla y a su cuerpo diplomático el pasado 12 de noviembre pedir la intervención del Consejo de Seguridad, primero porque ninguno de los dos son excluyentes y segundo porque ayudaría a agilizar la salida de las tropas y a paralizar el daño ambiental en Isla Calero, lo cual no ha hecho la OEA.
“El artículo 52.4 de la Carta de la ONU es claro en que se puede convocar al Consejo de Seguridad cuando un país cumpla con la condición que señala el artículo 34 de dicha Carta, que dice: “toda situación susceptible de conducir a fricción internacional o dar origen a una controversia o situación que puede poner en peligro el mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales”. Este artículo se apega a la tesis defendida por Costa Rica, había señalado Arias.
Inicialmente luego de una serie de sobrevuelos en Isla Calero, donde se comprobaba la presencia militar nica, las autoridades nacionales acudieron a la OEA.
En esta instancia una resolución del Consejo Permanente exige a Nicaragua sacar sus tropas de suelo costarricense para que la presidenta Chinchilla y su homólogo Daniel Ortega se sienten a dialogar, medida que no ha sido acatada.
Esto a pesar de que mañana es la fecha que se tiene prevista para realizar la primera reunión binacional. Dicha cita solo se llevaría a cabo si las autoridades de Managua ordenan el retiro de sus tropas de Calero. Otras instancias a donde también acudió el país fue a la Corte Internacional de Justicia y a la Secretaría de la Convención Internacional sobre Humedales (RAMSAR).

Natasha Cambronero
ncambronero@larepublica.net
Ver comentarios