Logo La República

Martes, 27 de julio de 2021



ÚLTIMA HORA


Costa Rica tiene una variante del Covid-19 que aumentó su presencia y sobrepasó el estándar mundial

Karla Barquero karlabarquero.asesora@larepublica.net | Miércoles 27 enero, 2021 07:01 am

Un Covid-19 y una lupa
Elaboración propia/La República


En diciembre del 2020, once científicos de la Facultad de Microbiología de la Universidad de Costa Rica (UCR) y del Instituto Costarricense de Investigación y Enseñanza en Nutrición y Salud (Inciensa) le dieron a la comunidad científica internacional un reporte inédito: en Costa Rica existe una variante del Covid-19 que aumentó su presencia y que sobrepasó el estándar mundial.

Su nombre es T1117I y se ubica en la espícula (corona del virus).

Lea más: Once mutaciones del Covid-19 ya circulan en Costa Rica

Si bien esta mutación no hace al virus más letal, contagioso o agresivo, en el reporte de diciembre del 2020 (que analizó los casos de marzo a agosto) y el de enero del 2021 (que añade los casos de septiembre, octubre y noviembre), han ocurrido varios cambios.

Uno de ellos está en la cantidad reportada: en diciembre la variante T1117I registraba una presencia del 14,5% en los 138 casos estudiados; ahora, el reporte de enero de 2021 muestra que esa cifra aumentó a un 29,2% con los 47 nuevos genomas secuenciados.

Este dato supera, y por mucho, la frecuencia internacional que no llega ni al 1%.

De acuerdo con la base de datos internacional GISAID, una plataforma que promueve la rápida distribución de información relacionada con virus (entre ellos el Covid-19), Nueva Zelanda, Australia y Bangladesh ya tienen la variante. Sin embargo, al 26 de enero de 2021, las tres naciones han contabilizado menos de dos casos.

Los otros países que también han hecho reportes de la T1117I, pero con casos mínimos, son Chile y Sudáfrica.

Pocos países, incluido Costa Rica, han hecho público la existencia de la mutación.

Lea más: 2.868 casos nuevos de Covid-19 del viernes a hoy, para un total de 191.345 casos

"Lo importante aquí es que nosotros estudiamos detalladamente la variante T1117I de la espícula de primero en el mundo ante la comunidad científica. Aunque no tuvimos el primer caso, si hicimos el primer reporte con un incremento sostenido a niveles no observados en ningún otro país. El primer caso estuvo en Alemania”, dijo José Arturo Molina, microbiólogo bioinformático del Centro de Investigación en Enfermedades Tropicales (CIET), de la Facultad de Microbiología, y coordinador del proyecto de análisis genómico del virus desde la UCR.


NOTAS RELACIONADAS






© 2021 Republica Media Group todos los derechos reservados.