Logo La República

Miércoles, 28 de julio de 2021



NACIONALES


Visa especial es el factor más determinante

Costa Rica saca ventaja para la atracción de nómadas digitales

País es considerado el séptimo mejor destino global para este tipo de trabajadores

Jeffry Garza jeffrygarza.asesor@larepublica.net | Martes 20 julio, 2021

una mujer usa una computadora en un balcón
Imagen con fines ilustrativos. Shutterstock/La República


La legislación aprobada recientemente que facilita los trámites migratorios y las visas para los nómadas digitales, le da ventajas al país en la lucha por la atracción de estos trabajadores.

Un estudio publicado por la plataforma digital Netspick este año, determinó que las ciudades más atractivas para los nómadas digitales son aquellas en las que se aprobaron recientemente visas especiales para ellos, como es el caso de Melbourne, Dubái, Sídney y Tallin.

Si bien San José ocupó el puesto 47 de entre 75 ciudades evaluadas para ese estudio, hay que considerar que para ese entonces no se había aprobado la ley que otorga facilidades migratorias, lo que sugiere que ahora es aún más atractiva.

Lea más: Costa Rica, el paraíso para los nómadas digitales en Centroamérica

“Para un nómada digital San José en sí no es el destino más atractivo, ya que ellos buscan un balance entre vida y trabajo que se refleja mejor en las playas de Costa Rica. Definitivamente facilitar el tema de la visa es llamativo, ya que el nómada no busca establecerse por mucho tiempo, pero tampoco es un turista regular”, analizó Doron Nadivi, director comercial de la plataforma de reservas en línea Pruvo.

El “Work-from-Anywhere Index” calificó factores como costo de la renta, trámites migratorios, impuestos, acceso a Internet, libertad y derechos, salud y tasa de vacunación, entre otros; sin embargo, la mayoría de los países evaluados no contaban con visas especiales.

Las visas son un tema clave, ya que la oferta de los países asiáticos podría ser más atractiva que la de Costa Rica si fueran más accesibles desde el punto de vista migratorio, ya que brindan las experiencias culturales diversas y conexiones de Internet óptimas que buscan los nómadas digitales.

Varios países de esa región anunciaron legislaciones para extender visas hasta por cinco años, como lo propone Indonesia, o por cuatro años, en el caso de Tailandia.

Lea más: Garabito aspira a convertirse en punto estratégico para nómadas digitales

Por otra parte, Costa Rica ocupa el séptimo lugar del ranking de InsureMyTrip, publicado este año por Forbes, que seleccionó a los diez mejores lugares para los nómadas digitales.

El estudio nos dio buenas puntuaciones por las velocidades promedio de Internet, costo promedio de alquiler, aceptación de migrantes, costo promedio de permisos, duración de visa, felicidad y el promedio de horas para aprender el idioma local.

Otras ventajas del país son la cercanía con Estados Unidos y el atractivo turístico, enfatizó Adolfo Cruz, vicepresidente de la Cámara de Tecnologías de Información y Comunicación.

“Es una ley que hacía falta y que viene a apalancar las ventajas de Costa Rica frente a otros destinos, sobre todo en un nuevo contexto económico. Al final lo importante es que la reglamentación sea clara y que evite la burocracia que al final dé al traste con los beneficios que la ley propone”, agregó.

Con la aprobación de la ley de los nómadas digitales, los extranjeros podrán permanecer un año trabajando, con la opción a otro prorrogable, siempre y cuando demuestren ingresos mínimos mensuales de $3 mil, o $4 mil, si viene acompañado de su familia.

En una estancia de seis meses, un nómada digital con su grupo familiar puede invertir cerca de ¢15 millones, según estima la ley.


BENEFICIOS PARA NÓMADAS DIGITALES EN COSTA RICA


  • Visa por un año, prorrogable
  • Exención del impuesto sobre renta
  • Importación libre de equipo necesario para el servicio
  • Reconocimiento de la licencia de conducir
  • Permiso para abrir cuentas bancarias locales


NOTAS RELACIONADAS







© 2021 Republica Media Group todos los derechos reservados.