Logo La República

Domingo, 3 de marzo de 2024



COLUMNISTAS


Costa Rica: Perspectivas económicas 2024 según la OCDE

Óscar Álvarez Araya oalvarezcocr@gmail.com | Jueves 25 enero, 2024


La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) presentó su informe sobre las perspectivas de desarrollo económico en 2024. El informe subraya un crecimiento económico robusto para Costa Rica. Prevé un crecimiento del 5,1% en 2023 y tasas del 3,5% y 3,6% para 2024 y 2025, respectivamente. Esto contrasta de forma clara con las economías de los miembros de la OCDE, que se esperaba que crecieran de media al 1,7% en 2023, 1,4% en 2024 y 1,8% en 2025.

Mathias Cormann, Secretario General de la OCDE, destacó que "Costa Rica ha resistido notablemente bien las crisis globales y ha seguido asegurando un fuerte crecimiento económico en un entorno global desafiante. La rápida caída de la inflación ha protegido el poder adquisitivo de los hogares y sienta las bases para un inicio gradual de una flexibilización de la política monetaria."

El informe subraya la importancia de continuar con la flexibilización de la política monetaria, siempre y cuando la inflación se mantenga por debajo del rango meta definido por el Banco Central de Costa Rica. Además, destaca que la perspectiva fiscal mejoró en 2023, con una postura presupuestaria restrictiva debido a la contención del gasto impuesta por la regla fiscal.

En cuanto a las proyecciones de crecimiento económico, el informe destaca que, según las cifras, la economía costarricense habrá crecido de manera acumulada un 12,7% entre 2022 y 2025. Esto contrasta con el promedio de crecimiento mundial proyectado en un 8,8% y el de la OCDE en un 5,0% durante el mismo período.

Bajo el régimen especial, que abarca a las empresas en zonas francas exentas de impuesto sobre la renta, el crecimiento económico hasta julio de 2023 alcanza un sólido 15,30%. Esperemos que esos alentadores números no se vayan a perder con la aprobación de nuevos impuestos a las empresas en zonas francas.

En contraste, el régimen definitivo, que engloba al resto del sector productivo nacional, experimenta un crecimiento más moderado del 3,67%. Cabe destacar que el balance primario del gobierno se mantiene superavitario por tercer año consecutivo, situándose en un 2,1% del PIB al restar ingresos y gastos, excluyendo el pago de intereses de la deuda pública.

El panorama económico de Costa Rica experimentó un notable repunte durante el 2023, superando las expectativas previas del Instituto de Investigaciones en Ciencias Económicas (IICE). Este organismo proyectó inicialmente un crecimiento del 2,3%, pero el cierre del año reflejó un sólido 4,7%, impulsado por una mayor productividad en empresas bajo régimen definitivo y una mejora en el déficit fiscal.

El análisis del IICE para el primer trimestre de 2024 estima un crecimiento entre el 4,23% y el 4,78%, respaldado por la continuación de factores positivos como el desempeño del sector externo. Sin embargo, se advierte que la volatilidad podría alterar este escenario, considerando factores como el tipo de cambio, inversión directa, empleo y situaciones climáticas adversas.

El dinamismo en los regímenes especial y definitivo se destaca, siendo el sector externo un impulsor clave. Aunque el PIB muestra descensos, la productividad por hora laborada aumenta, evidenciando eficiencia en el mercado laboral. El análisis señala incrementos en sectores como construcción y manufactura, mientras que la administración pública experimenta una disminución.

En el ámbito inflacionario, el índice de precios al consumidor (IPC) experimenta una leve recuperación, pero se mantiene en territorio negativo (-1.77%). Se atribuye a variaciones interanuales en transporte y alimentos. Las tasas bajas de interés podrían influir positivamente en la inflación en el primer trimestre de 2024.

El crédito interno muestra un decrecimiento, pero el crédito para consumo, comercio y servicios exhibe un ligero aumento, posiblemente incentivado por expectativas de tasas de interés más bajas. Las exportaciones registran un crecimiento del 16,3% hasta octubre, mientras que las importaciones mantienen estabilidad.

En conclusión, Costa Rica enfrenta un escenario económico prometedor, respaldado por el buen desempeño en diversos sectores. Sin embargo, se enfatiza la necesidad de monitorear factores externos e internos que podrían influir en la estabilidad económica a lo largo del año.

El informe global señala una desaceleración económica debido a la política monetaria restrictiva para contener las presiones inflacionarias. Se prevé una inflación promedio del 7,0% en 2023 para las economías OCDE, disminuyendo a 5,2% en 2024 y 3,8% en 2025. El comercio global también se ha debilitado, afectado por factores coyunturales y estructurales.

Como toda moneda tiene dos caras, he percibido desde Costa Rica una serie de quejas sobre la situación de la economía. Así por ejemplo:

1.Que el tipo de cambio está demasiado bajo y afecta la competitividad sobre todo de exportadores, sector turismo y empresas en zonas francas.

2. Que la tasa de política monetaria sigue estando muy arriba y apenas bajó un 0,25% en diciembre. Sigue en 5.75%.

3. Que la magnitud sin precedentes de 14 mil millones de dólares de las reservas monetarias internacionales en el Banco Central presionan el tipo de cambio hacia abajo.

4. Que sería deseable que la tasa de inflación deje de estar en números negativos y suba hasta un 2% o 3% positivo.

Sin embargo, en resumen, las proyecciones optimistas de la OCDE confirman el robusto crecimiento económico de Costa Rica y sugieren que el país, con pros y contras, se mantiene como un actor destacado en el escenario internacional.

NOTAS ANTERIORES








© 2024 Republica Media Group todos los derechos reservados.