Corea del Norte probó con éxito primera bomba de hidrógeno
Park Geun Hye convocó una reunión de seguridad nacional, para tomar “todas las medidas”. En un comunicado Estados Unidos dijo que no podía confirmar las reivindicaciones de Corea del Norte, pero condenó cualquier violación de las resoluciones de las Naciones Unidas. Bloomberg/La República
Enviar

 Corea del Norte dijo que probó con éxito su primera bomba de hidrógeno, la cuarta vez que detona un dispositivo nuclear y una medida que reaviva las tensiones con sus vecinos, incluyendo a China, tras meses de calma.
El régimen de Pionyang probó un dispositivo de hidrógeno a las 10 a.m., hora local, dijo la Agencia Central Coreana de Noticias.
La explosión fue inicialmente detectada como un terremoto de magnitud 5,1 por el Servicio Geológico de Estados Unidos.
Corea del Norte llevó a cabo la prueba de forma “segura” y “perfecta”, de acuerdo a la agencia coreana de noticias, al describirla como un acto de autodefensa frente a sus enemigos.
El régimen “ha ascendido con confianza a las filas de las potencias nucleares con bombas de hidrógeno, al tener éxito en la prueba histórica de una bomba de hidrógeno”, dijo la presentadora de la Televisión Central Coreana, RiChun Hui.
Es su segunda prueba desde que Kim Jong Un llegó al poder hace cuatro años y comenzó a consolidar su dominio por medio de purgas y provocaciones, rechazando los esfuerzos de China y Estados Unidos para reiniciar las conversaciones para el desarme. El reporte de la agencia coreana provocó la condena de Japón, Corea del Sur y Estados Unidos. Japón ha dicho que la prueba supone una violación a las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. China, un importante aliado, dijo que la volatilidad en la península “no es del interés de nadie”.
La confirmación de la detonación vuelve a poner en la agenda diplomática mundial el programa nuclear del solitario régimen, con Kim posiblemente buscando usar las tensiones para demandar concesiones económicas y políticas de Corea del Sur y de Estados Unidos. En un mensaje de Año Nuevo apenas la semana pasada, prometió “activamente” trabajar para mejorar los lazos con el gobierno de Seúl.
“Desde el punto de vista técnico, necesitan hacer una cuarta prueba como parte de su programa nuclear en curso”, dijo John Delury, profesor de ciencia política de la Universidad Yonsei en Seúl. “¿Qué tienen que perder? Habrá agitación en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Habrá más sanciones, pero ya están sancionados hasta el cuello”.
“Desde el punto de vista interno, es otra forma con la que Kim Jong Un está reafirmando su poder dentro del país y su independencia de Xi Jinping y China”.
El won coreano declinó 0,8 por ciento a 1.197,85 por dólar, su nivel más débil desde septiembre. El índice Kospi de acciones cayó 0,6 por ciento, pero los fabricantes de productos de defensa como Speco Co. aumentaron.
Sin embargo, la reivindicación de Corea del Norte de haber detonado un dispositivo de hidrógeno trajo escepticismo de inmediato. Una bomba de hidrógeno puede ser cientos o quizás miles de veces más potente que una bomba atómica. Una bomba atómica debe ser detonada para alcanzar las altas temperaturas requeridas para desencadenar la reacción de fusión nuclear que alimenta a la bomba de hidrógeno.
“De los datos que conocemos hasta los momentos, como mucho fue un dispositivo atómico mejorado, pero no una bomba de hidrógeno, que al menos tiene una potencia que equivale a un mínimo de 50.000 toneladas de TNT, dijo Li Bin, miembro asociado enfocado en políticas nucleares en la Fundación Carnegie para la Paz Internacional.

 


 

Ver comentarios