Logo La República

Viernes, 21 de enero de 2022



NACIONALES


Coqueta y a la moda

Tatiana Fernandez tfernandez@larepublica.net | Sábado 22 febrero, 2014

La señora de la moda afirma que deberían decirle Missis Blingbling, porque le encanta el brillo, las plumas y lo llamativo.


Sus asesorías de moda iniciaron con las muñecas de vestir

Coqueta y a la moda

La intensidad que caracteriza a los colores primaverales hace que sean sus preferidos

"La moda la traigo en las venas"

Con sangre tico-nica, esta comerciante de moda trajo a Costa Rica la visión de saber vestir, del gusto por la ropa y de sus combinaciones.
Conociendo esto, la señora de la moda, Amanda Moncada, nos recibió para contarnos cómo se ha desenvuelto en este mundo, que hace unos cuantos años era terreno exclusivo de europeos o norteamericanos.
Lo que un día fue un hobbie se convirtió en necesidad para sacar a su familia adelante. Esto fue suficiente para realizarse como madre, esposa y empresaria, y le ha servido para tallar su vida y la de muchas personas que no conocían el gusto del buen vestir.

¿Desde niña le gustaba la moda?

Para Amanda, el maquillaje y el perfume es algo que se debe llevar siempre.

Yo era coqueta y me preocupaba mi arreglo. Yo vuelvo a ver mis fotos de chiquita y me veo con el pelo largo y una cinta, bien modocita y femenina.
Hoy en día, paso por las jugueterías y muero por las ollas, las cocinitas, las tacitas de te, los cromos y las muñecas de vestir, eso me fascinaba. Esa etapa de vestir muñecas y de recortar, de alguna manera son puntos en el pasado que unen mi presente.

¿Cómo define su trabajo?
Mi trabajo es mucho del contacto con la gente, es un asesoramiento, decirle a la persona qué le queda bien y con qué se ve mejor.
La parte mía es la creativa, la que tiene ese impulso de compra, del gusto, además, soy una vendedora de planta y me meto mucho en la venta.

¿Fue difícil entrar a este mundo?
Vieras que comenzar no fue difícil, lo difícil es sostenerse. Los inicios de esto fue un boom, más bien con el crecimiento loco que hay ahora, es donde competimos con empresas que tienen un financiamiento diferente al de nosotros, empresas que vienen de otros países.
Aquí no hay inversionistas que se arriesgan, aquí ni los bancos prestan.

¿En qué momento se decidió a trabajar en esto?
Casi desde el principio. Cuando empecé a comprar por encargo, era superexitosa, la gente me esperaba para ver qué iba a llevar, siempre tuve una buena respuesta.
Lo único fue que al principio lo hacía por hobbie, luego fue por necesidad, y aquí sigo.

¿Cómo ha logrado mantenerse en este negocio?
Por la pasión por el negocio, porque me gusta y me identifica. Es tanto lo que siento que se lo transmití a mi hija, quien va a poner una tienda con un concepto completamente diferente.
Vamos a incursionar, porque soy su asesora, en una tienda de ropa juvenil a muy buen precio y fuera de San José, en Heredia.

¿En qué basa su éxito?

En la relación tan excelente que tengo con la gente que viene a la tienda, sobre eso no cuantifico, pero ver que la gente regresa y que la veo contenta, me hace sentir exitosa.
Me gusta mucho que gente de todo nivel económico se sienta cómoda de venirme a preguntar, eso me produce demasiada satisfacción.


¿Creyó lograr lo que ha hecho hasta el momento?
Tengo que ser muy sincera, a mí me agarró de sorpresa. Primero era un hobbie; cuando lo hice por necesidad, siempre pensé que lo podía hacer, por el recorrido que tenía y hasta la fecha sigo pensando que lo puedo lograr.

¿Siente que hace lo que le gusta?
Sí, definitivamente y me desenvuelvo con la gente que me gusta. Me han calificado como la reina de la farándula, pero vieras cómo disfruto la farándula y a la gente que he conocido a través de ella, si yo no estuviera en esto, nunca los hubiera conocido.

¿Ha cumplido todo lo que se ha propuesto?
Sí y sigo caminando, porque en los negocios hay altibajos. He ido cambiando mis metas, porque dependiendo de la edad se valoran otras cosas que no necesariamente deben ser negocios. Mis metas actuales tienen que ver mucho con nietos, hijos, familia y amistades.

¿Quién la impulsó en la moda?
La necesidad en un momento y el ayudarme, porque era lo que me gustaba, en otro. La necesidad me empujó a hacerlo formal, porque antes de eso era informal y lo hacía por gusto.

¿Cómo ve el mundo de la moda en Costa Rica?
Lo veo con una gran dinámica y con un gran esfuerzo de todos los participantes.
Siento que vamos encaminados a vestirnos con diseñadores costarricenses.
Yo creo que lo mejor que le puede pasar a los diseñadores nacionales es competir con lo internacional, porque los ubica en la parte de diseño competitivo, con precio, con calidad y con creatividad.

¿Quién cree que es el mejor exponente de moda nacional?
Daniel Moreira, me encanta, me parece que es fantástico. La joyería de Ana Gutiérrez, Daniel del Barco con sus zapatos, Paula Scott hace joyería muy bonita. Hay mucha gente esforzándose y pasando malos ratos porque no es fácil.

¿Cuál diseñador internacional le gusta más?
Me gusta el estilo de Carolina Herrera; me gusta Cavalli, todo el brillo, la creatividad italiana. Me gusta Versace. Yo digo que soy “Missis Blingbling”, porque me encanta el brillo, las plumas, lo llamativo me fascina.

¿Cuál temporada le gusta más en la ropa?
La primavera, va con mi personalidad. Cómo no nos va a gustar el color en Costa Rica, si el clima, las montañas, el mar, nos dan esas tonalidades. Hace muchos años el color se vio como ser polo, pero eso es en lo último que debemos preocuparnos.
 

Tatiana Fernández B.
tfernandez@larepublica.net
@tfernandezLR






© 2022 Republica Media Group todos los derechos reservados.