Cooperativas: una solución para la Caja
Enviar
Medida aliviaría congestión en centros de salud
Cooperativas: una solución para la Caja

Servicios gozan de gran aceptación entre asegurados

La atención brindada en la Clínica Rodrigo Fournier en Tibás es un ejemplo del modelo de participación privada dentro del sistema del Seguro Social, desde la gestión de una cooperativa.
En sus 22 años de brindar servicios, esta clínica ha demostrado eficiencia y capacidad, tanto así que a inicios de junio la población de Tibás se movilizó ante la amenaza de que se le cambiara el modelo.

Este es uno de los 13 centros médicos bajo la gestión de las cooperativas y la intención es que aumenten.
El objetivo sería fortalecer la atención cerca del asegurado para descongestionar y mejorar la atención en clínicas y hospitales.
La Comisión de Notables, cuyo informe fue entregado el 3 de octubre, recomendó la creación de estas cooperativas de salud como opción para solucionar los problemas de atención a nivel de clínicas.
El tema ya ha sido conocido por la junta directiva, como respuesta a una petición presentada por el sector cooperativo.
La meta es que las cooperativas puedan asumir servicios de salud en zonas densas, donde los Ebais y clínicas actuales no dan abasto.
Asimismo, recomienda que cooperativas de ahorro y crédito puedan solventar problemas de infraestructura.
“Es una decisión que debe valorarse desde la perspectiva de capacidad financiera. Es un tema que se ha visto”, había dicho Rosa Ofelia Climent, exgerente médica de la institución.
Otra opción que manejan las autoridades de la Caja es el que denominan medicina mixta. Esta consiste en que los médicos atienden en sus consultorios privados pero los asegurados deben hacerse los exámenes de laboratorio y retirar los medicamentos en las clínicas de la Caja.
“Dos de los miembros de la Comisión hemos recomendado la creación de las cooperativas de salud. Siempre que haya un equilibrio entre una mejor oferta de servicios y el gasto que se haga”, dijo Fernando Naranjo, integrante de dicho órgano.
Por su parte, Guido Miranda, dos veces presidente de la Caja, apoya que la institución cambie de modelo, hacia uno orientado al fortalecimiento de la atención primaria o cerca del hogar.
Los servicios brindados por las cooperativas tienen buena aceptación entre los asegurados.
Por ejemplo, los usuarios de la clínica y el Ebais de Barva de Heredia calificaron los distintos servicios como muy buenos, buenos y satisfactorios.
Igualmente, los vecinos de Dos Ríos y de San Antonio de Desamparados, donde también funcionan servicios de este tipo, opinaron en más de un 97% que la atención brindada en consulta médica, en días de espera, y para recibir cita, es aceptable.

Gabriela Masís
[email protected]

Ver comentarios