Convención colectiva de Japdeva duplicó su costo en cuatro años
“Hay cosas importantes en esa convención que deben mantenerse y otras que no son compatibles en esta nueva etapa de la institución”, comentó Ann McKinley, presidenta de Japdeva. Gerson Vargas/La República
Enviar

Pacto se renegociará en diciembre

Convención colectiva de Japdeva duplicó su costo en cuatro años

Institución habría pagado beneficios por cerca de ¢8 mil millones en 2012

Un crecimiento cuatro veces superior al de la inflación es el que reportó la convención colectiva de los trabajadores de Japdeva entre 2008 y 2012.
En ese periodo, los contribuyentes pasaron de pagar unos ¢4 mil millones, a desembolsar unos ¢8 mil millones en 2012, según estimaciones hechas con base en lo estipulado para la convención de ese año.

201411092246570.n222.jpg
Cada año, la operación de los puertos del Caribe a cargo de Japdeva resulta más costosa, sin que se tenga un incremento sustancial en su eficiencia.
El aporte del 8% para un fondo de ahorro, el pago bisemanal, vacaciones hasta por 30 días hábiles, bonificación por eficiencia y el subsidio del comedor están entre los rubros más onerosos del acuerdo en 2012.
El monto del acuerdo entre la empresa y sus empleados supera en un 90% lo que costó la convención en 2008, año en que Japdeva desembolsó ¢4.076 millones en pagos adicionales a sus trabajadores.
En comparación, el crecimiento de la inflación en ese mismo periodo fue del 20,6%.
Solo el acuerdo de 2012 tendría un incremento del 9% con relación al año anterior. La convención actual tiene pocas modificaciones con respecto a sus predecesoras, por lo que se estima que tendría un crecimiento similar para 2013 y 2014.
Para el presupuesto del próximo año se estima que el pago de remuneraciones en Japdeva alcanzará los ¢28 mil millones, de los cuales un 39% correspondería a pagos a la convención.
En las próximas semanas se empezará a negociar la nueva convención colectiva de Japdeva, que estará vigente a partir del 1° de enero, pero se considera difícil que puedan hacerse recortes sustanciales, debido a que las leyes laborales internacionales no permiten desmejoras en las condiciones de los trabajadores.
Ann McKinley, actual presidenta de Sintrajap, denunció la actual convención colectiva, lo que quiere decir que vendrá una etapa de negociación para el acuerdo entre la empresa y sus trabajadores, que deberá durar dos años.
“Hay cosas importantes en esa convención que tienen que mantenerse y otras que no son compatibles en esta nueva etapa de la institución”, comentó McKinley.
El gobierno tiene una posición de fuerza mayor que anteriores administraciones no tuvieron para negociar con los muelleros, pero las concesiones que podrían hacerse serían mínimas.
Si ambas partes no llegan a un consenso antes de que finalice diciembre, los pagos deberían regirse bajo el Código de Trabajo, el cual tiene menos beneficios que los ya otorgados a los empleados de Japdeva.
“Mi recomendación es que si la administración considera que algunos puntos son abusivos, podría revisarse a nivel de sala constitucional. Lo que es una barbaridad es que el sindicato participe en órganos que tienen que ver con la disciplina y el nombramiento de personal”, comentó Allan Hidalgo, expresidente de la institución.

 

 

Rodrigo Díaz
[email protected]

Ver comentarios