Continente americano elimina el tétanos materno y neonatal
Imagen con fines ilustrativos. Shutterstock/La República
Enviar

Con su eliminación total en Haití, el continente americano logró la erradicación del tétanos materno y neonatal, una enfermedad que solía causar la muerte de más de 10 mil recién nacidos al año en la región.

A diferencia de otras enfermedades prevenibles mediante vacunación, el tétanos materno y neonatal se considera eliminado cuando la tasa anual es de menos de 1 caso por 1.000 nacidos vivos a nivel distrital.

El tétanos no puede erradicarse plenamente porque la bacteria que causa la enfermedad se encuentra en todo el ambiente en el suelo o en las heces de muchos animales, según la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

El tétanos neonatal por lo general ocurre cuando el muñón umbilical del recién nacido, aún sin cicatrizar, se infecta con la bacteria C. tetani.

Esto puede suceder cuando el instrumento usado para cortar el cordón umbilical no es estéril, la superficie donde nace el bebé está sucia, las manos de quien ayuda en el parto están sucias o se aplican sustancias tradicionales nocivas al muñón umbilical.

La enfermedad es a menudo es mortal porque la parálisis impide al bebé respirar y amamantarse.

Solo en 2015, el tétanos cobró la vida de 34 mil recién nacidos en el 2015, lo que representa una reducción de 96% con respecto a 1988, cuando unos 787 mil recién nacidos murieron por esta enfermedad en su primer mes de vida.

En el mundo aún existen 16 países que no han logrado eliminar el tétanos neonatal.

Por su parte, en Costa Rica esta enfermedad está erradicada desde los años 80.


Ver comentarios