Enviar

Consumo de lujo mantiene altas tasas chilenas

201309082047050.in44.jpg
• Auge en ventas presiona a las autoridades a mantener la tasa de interés ajustada por inflación más alta de la región
Paola Núñez, que tiene 35 años y es propietaria de una tienda de ropa de diseño en el distrito comercial más caro de Santiago, dice que su local está lleno de clientes todos los días.
“La tienda está llena a diario, y nada indica que eso vaya a interrumpirse”, dijo Núñez, que vende vestidos de 460 dólares en un local llamado Unique, vecino a otros que operan Cartier International y Hermès, de LVMH Moët Hennessy Louis Vuitton SA. “Las ventas han sido excelentes en los últimos meses”.
Eso no era lo que anticipaban el banco central y los operadores. Hace un mes, los operadores de permutas incorporaban a los precios un cuarto de punto porcentual en la tasa de interés de referencia de Chile en agosto o un punto tanto en septiembre como en octubre, conforme se desaceleraba el crecimiento económico. Ahora estiman que el banco central se mantendrá a la espera hasta noviembre debido al auge de las ventas minoristas.
El menor índice de desempleo desde por lo menos 1986 contribuye a impulsar el gasto desde en autos nuevos hasta en bolsos de lujo y televisores, cuatro meses después de que las autoridades empezaran a debatir un posible recorte de tasas ante la posibilidad de una menor demanda de los consumidores. Dado que las ventas de autos crecieron en julio al nivel más alto en cuatro meses, 20 por ciento, y las ventas de ropa aumentaron un 19 por ciento, Nathan Pincheira, un economista de Banchile Inversiones en Santiago, dice que las autoridades tendrán que esperar más.
“La situación que el banco central espera para bajar las tasas no se ha concretado”, dijo Pincheira. “En realidad, observamos una reaceleración. Mantendrán las tasas en septiembre”.

El auge de las ventas ha llevado a las autoridades a mantener la tasa de interés ajustada por inflación más alta de la región y a dejar la tasa clave en 5 por ciento durante un récord de 19 meses consecutivos. Si se tiene en cuenta la inflación, la llamada tasa real es de 2,83 por ciento, en comparación con 1,03 por ciento en Colombia y 0,97 por ciento en Perú.
El crecimiento de las ventas minoristas ha superado la mediana de los pronósticos de los analistas que consultó Bloomberg en cuatro de los últimos cinco meses. Aumentaron 10,3 por ciento en julio respecto de igual período del año pasado.
En tanto la demanda de los consumidores supera las expectativas, la tasa de permuta a dos años alcanzó el 3 de septiembre el nivel más alto en cuatro meses, 4,85 por ciento, mientras que estaba en 4,47 por ciento el 31 de julio. Las permutas de tasas de interés reflejan las estimaciones de los operadores sobre el promedio de los futuros crediticios.
“La economía se desacelera, pero no podemos ignorar el riesgo de que la demanda final, sobre todo el consumo privado, siga contrayéndose de forma más lenta que lo pronosticado, lo que aumenta el riesgo de una mayor inflación”, dijo ayer a legisladores el presidente del banco central, Rodrigo Vergara.
Javiera Quiroga y Sebastian Boyd/ Bloomberg News

Ver comentarios