Logo La República

Miércoles, 16 de octubre de 2019



FORO DE LECTORES


Construyamos un país donde ellas puedan ser las heroínas de su historia

Franggi Nicolás Solano [email protected] | Viernes 08 marzo, 2019

Foro

El Día Internacional de la Mujer es la fecha ideal para recordar y conmemorar a todas esas mujeres trabajadoras, luchadoras y revolucionarias que nos precedieron, tanto en nuestro país como en el resto del mundo. Esas, que con su valentía abogaron por el sufragio femenino, por el acceso a la educación, a la salud y a la posibilidad de ser electas en cargos públicos.

El camino no fue fácil, y a menudo se toparon con obstáculos y barreras dentro de la sociedad y en las mismas leyes; pero eso no las detuvo y fueron más allá, buscando reformar esos principios y creando nuevas vías legales. Hoy su legado provoca que miles de niñas y adolescentes de cualquier parte de nuestro país, ya sean del área urbana o rural, puedan soñar y aspirar a ser lo que ellas quieran ser; médicas, maestras, científicas, empresarias y hasta diputadas o presidenta de un país.

Sin embargo, el camino sigue estando lleno de dificultades, aún persisten las brechas de género en salarios, cargos públicos, nombramientos femeninos en juntas directivas y en puestos de liderazgo de las empresas. De hecho, menos del 30% de los puestos gerenciales son ocupados por mujeres en Costa Rica, según la OIT y solamente un 12,3% de alcaldes son mujeres.

Esto nos dice que aún las mujeres, aunque tengan capacidades y estudios (son las que más se gradúan de las universidades), no son tomadas en cuenta en los puestos laborales, y menos en posiciones de liderazgo. Exclusión que provoca que la pobreza y desigualdad hoy sigan teniendo rostro de mujer.

Igualmente, existen estigmas dentro de nuestra sociedad, en cuanto a que una mujer quiera o no tener hijos, que trabaje y deje sus niños al cuidado de otras personas, así como si estudia una carrera que no es “de mujer”. Así también con las que trabajan en comunidades, en las escuelas, en las asadas; a todas ellas se les juzga de manera distinta, se les invisibiliza, a pesar de que no obstante las dificultades muestran siempre una vocación de servicio inquebrantable e intacta.

Estos comportamientos se tienen que erradicar, debemos entender que las mujeres son motores de desarrollo, las cuotas se han convertido en un medio para recompensar y visibilizar los desequilibrios existentes, por eso apoyé que existiera paridad de género en el benemeritazgo de la patria.

La experiencia nos indica que los países y las empresas que promueven la igualdad de género, avanzan más rápido y más lejos. Está comprobado que las compañías con tres o más mujeres en sus juntas directivas, o en la alta dirección, superan su rendimiento en un 53% en comparación con aquellas en las cuales no está ninguna mujer, según un estudio de Forbes en 2015.

Debemos también entender que la equidad de género no es solo asunto de mujeres, es un trabajo que nos atañe a todos y todas. Por ejemplo, tenemos que impulsar la sororidad, de modo que nosotras veamos a otras mujeres no como competencia sino como compañeras, implica también construir masculinidades positivas, de esas que conscientes de la discriminación y exclusión que viven las mujeres construyen hogares donde priman el respeto, la solidaridad y la justicia.

Así mismo, tenemos la gran tarea de seguir creando e impulsando proyectos y programas femeninos sobre emprendimientos, empleo y educación. Porque ninguna mujer merece ser discriminada, acosada, excluida o minimizada, sigo creyendo que la equidad y la justicia social forman parte del ADN del costarricense.

Las saludo, a todas esas compañeras luchadoras y valientes, en el Día Internacional de la Mujer y aprovecho para recordarles que entre todos y todas podemos construir un mejor futuro como sociedad.


Franggi Nicolás Solano, Diputada








© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.