Construcción da marcha atrás
Las autoridades económicas deben evitar la incertidumbre en el mercado, recomienda Gonzalo Delgado, presidente de la Cámara de la Construcción. Marco Monge / La República
Enviar

Cae un 6% por sobreoferta y merma en actividad económica

Construcción da marcha atrás

Compradores e inquilinos encontrarían oportunidades, sobre todo oficentros

Un decrecimiento del 6%: esta es la suerte que corrió el sector de la construcción en los primeros cuatro meses de 2013.
La sobreoferta de algunos inmuebles, la caída en la actividad económica y la incertidumbre acerca del crédito, son las principales causas de la merma.

201306102337270.n11.jpg
Esa situación provocaría efectos negativos tanto en los proveedores de materias primas y en los desarrolladores como en el empleo.
Mientras tanto, el rendimiento del sector ha sido variado, dependiendo del tipo de construcción involucrado, así como la zona geográfica, de modo que existen oportunidades para los desarrolladores, así como para los compradores, según el caso.
Uno de los segmentos más golpeados este año ha sido los proyectos de oficinas, ya que en los últimos meses, se ha creado una sobreoferta, de modo que actualmente hay un 13% de desarrollos de ese tipo desocupado, de acuerdo con estimaciones de la Cámara de la Construcción.
Pero, por otro lado, esta situación favorecería a los compradores de ese tipo de espacios, así como a los inquilinos, al poder negociar un buen precio de compra o alquiler, según el caso.
Rige una situación semejante, en cuanto a los proyectos comerciales e industriales, dado que estos segmento también han venido a menos.
El hecho de que el índice mensual de actividad económica —que mide la capacidad de compra de la población— registró una reducción del 3,3%, en comparación con igual periodo del año anterior, es lo que estaría influyendo en ese sector.
Todo lo contrario registran los proyectos residenciales, ya que es el único mercado que ha despuntado.
En cuanto a las provincias más afectadas, destaca Heredia con una caída del 40%, en parte debido a la poca disponibilidad de servicios públicos, como el agua, así como por la escasez de terrenos disponibles, de modo que se han empujado para arriba los precios, incluso de más de $250 por metro cuadrado en San Isidro.
Fuera del área metropolitana, la provincia con el menor rendimiento es Limón, al registrar un 35% menos de permisos de construcción este año.
Otro elemento que impide un repunte en la edificación es la incertidumbre acerca del crédito.
Debido a que las construcciones son bienes que se pagan a largo plazo, el cambio en las reglas del crédito generó una gran incertidumbre, destacó Gonzalo Delgado, presidente de la Cámara de la Construcción.
Pero no todo es negativo, pues han crecido en alrededor del 40% los permisos en Cartago, así como en Alajuela, en este último caso en parte por la evolución que se vienen reportando desde hace unos años en el sector de El Coyol como la sede de varias importantes empresas que generan empleo y que lleva a muchas personas a trasladarse para vivir cerca de sus puestos de trabajo.
Eso a la vez hace que crezca el comercio para atender la demanda de los nuevos residenciales.
Con un mercado con cifras negativas los proveedores de materias primas no pueden aumentar sus productos pues golpean aún más la actividad.
Al haber menos obras, los desarrolladores tienen menos trabajo e ingresos y se amenaza el empleo.

201306102337270.n111.jpg

Danny Canales
[email protected]
 

Ver comentarios