Construcción no caerá por inestabilidad cambiaria
“Algunos proyectos inmobiliarios podrían salir más caros, pero no se detendrán las construcciones”, manifestó Randall Murillo, presidente de la Cámara de la Construcción. Esteban Monge/La República
Enviar

La inestabilidad en el precio del dólar reportada en estas semanas no provocará una caída en la demanda de los costarricenses e inversionistas por nuevas edificaciones.

El alza en el dólar afecta en dos vertientes: la primera es que la mitad de la cartera de créditos para vivienda al sector privado está en esta moneda y muchos de los materiales importados se pagarán a un costo más alto.

La principal razón por la que los créditos están en dólares es porque siguen siendo bajos y esto ha permitido a la población adquirir viviendas de mayores montos para su nivel de ingreso.

“Es posible que algunos proyectos salgan un poco más caros por la compra de materiales importados, pero esto no quiere decir que se vayan a paralizar todas las obras, ya que muchas empresas están proponiendo soluciones más eficientes y novedosas que se adapten a la realidad de la economía nacional”, explicó Randall Murillo Astúa, director ejecutivo de la Cámara Costarricense de la Construcción.

En los últimos años, existió un tipo de cambio estable, lo cual le brindó confianza a la población para hacer sus operaciones en dólares, sin tomar en cuenta el riesgo cambiario.

Cualquier cambio en el dólar afecta muchos factores de la economía; por ejemplo, podría aumentar el costo de las importaciones y presionar la inflación; subir las cuotas de los créditos en dólares y presionar el déficit fiscal, lo que incidiría directamente en un aumento en las tasas de interés.

“Los movimientos del tipo de cambio en los últimos días podrían no ser permanentes, sobre todo ante las últimas medidas tomadas por el Banco Central, por lo que, la recomendación es mantenerse atentos a las situaciones del mercado para no alarmar a la economía”, dijo Murillo.

El sector construcción reportó un desempeño con cifras rojas durante el primer trimestre, al igual que electricidad, agua, servicios de saneamiento, servicios de comida y minero, según los datos del Índice Mensual de Actividad Económica reportado por el Banco Central. Sin embargo, las expectativas de los empresarios y economistas para el segundo semestre son optimistas.

“Esperamos un mayor crecimiento y eso es relevante porque construcción representa un peso muy importante dentro de la actividad económica (4,9% del PIB). Al cierre del primer trimestre, ese último reportó una caída interanual del 1,1%, mismo valor registrado al cierre de 2016”, aseguró Emmanuel Agüero, economista de Aldesa Valores.

Otras reacciones

Las expectativas para el segundo semestre son muy alentadoras para el sector construcción, incluso se esperan nuevos proyectos en las áreas: residencial, turismo y comercial.

Olman Vargas

Director

Colegio Federado de Ingenieros y de Arquitectos

El dólar subió y bajó, pero esperamos que se mantenga en un nivel de estabilización y que no afecte las ambiciones de la gente de iniciar nuevos proyectos residenciales, hoteleros y comerciales, ni que se vean golpeados por un aumento en el precio de los materiales de construcción.

 

Leslie Saborío

Director

ALD Inmobiliaria

Los proyectos que más están buscando los costarricenses son soluciones mixtas que ofrezcan edificaciones residenciales, corporativas y comerciales en un mismo lugar y que respondan a las nuevas tendencias. En los campos residenciales hay un cambio de visión y las personas buscan más proyectos verticales, debido al alto valor de la tierra.



Ver comentarios