Enviar
Construcción en busca del cielo

Comenzó la edificación del segundo rascacielos más alto del mundo

Shanghái
EFE

El segundo rascacielos más alto del mundo (128 pisos y 632 metros), que se llamará Torre de Shanghái, y no Centro de Shanghái como se conocía hasta ahora, se empezó a construir el fin de semana en la metrópoli china y estará listo para 2014.
La Torre de Shanghái será la segunda construcción más alta del planeta, solo por detrás de la Torre Burj de Dubái (Emiratos Arabes Unidos), que superó hace meses los 630 metros, y cuya altura definitiva todavía se desconoce.
Según un comunicado de la compañía estadounidense Gensler, la Torre de Shanghái contará con el observatorio turístico al descubierto más alto del mundo, centenares de metros por encima del más alto cubierto, situado en su rascacielos vecino, el Centro Financiero Mundial de Shanghái (SWFC), a 474 metros de altura.
La torre se abrirá de manera parcial hacia 2012, cuando se espera que la fachada esté terminada, aunque no entrará completamente en servicio hasta 2014.
El nuevo rascacielos tendrá una base triangular y una doble fachada de cristal en forma de papiro enrollado, lo que formará espacios concéntricos y atrios descubiertos entre sus pliegues, para dejar, envuelta más al interior, la estructura real del edificio, que culminará en el observatorio a cielo descubierto.
En su interior, que sumará 380 mil metros cuadrados de superficie en altura y otros 170 mil metros cuadrados subterráneos, albergará un hotel de lujo, oficinas y espacios comerciales, culturales y de ocio, además de conexión directa con el metro de la ciudad.
Ver comentarios