Enviar
Consejos para subir de peso

Aunque parezca extraño, para muchos subir unos kilos es todo un reto, pero a la vez un factor necesario para su buena salud

Melissa González
[email protected]

Aunque para algunos suene bien, comer mucho y no engordar es para otros una pesadilla que conlleva problemas a su salud.
Al igual que la obesidad, el ser muy delgado afecta a muchas personas que deben controlar lo que comen no solo para que su peso aumente, sino también sus defensas.
Este problema puede tener su raíz en varios factores, principalmente dificultad de absorción de los alimentos a nivel del intestino o del tubo digestivo.
“Otro factor es cuando tienen un metabolismo aumentado, por ejemplo un paciente que tenga hipertiroidismo, aunque coma mucho, pierde peso”, expresó Julio Prado, médico endocrinólogo.
Esta situación se puede dar también en pacientes diabéticos, ya que queman mucha grasa y eliminan azúcar por la orina.
La principal recomendación es visitar un médico con el fin de investigar la causa para poder tratar el problema correctamente.
“Algunas veces mantenerse muy delgado es signo de alguna condición médica como desbalances hormonales, depresión u otra enfermedad que haya que tratar. Si este fuera el caso, con el tratamiento adecuado y un plan nutricional le será más fácil ganar peso”, expresó Rebeca Hernández, nutricionista.


Para aumentar

Para subir de peso, los puntos más importantes son los siguientes:

• Consumir más calorías de las que se gastan: si no aumenta con lo que está comiendo significa que debe aumentar las calorías.

• Realizar ejercicio que estimule el desarrollo muscular, como pesas, u otro en que trabaje contra su propio peso como algunos tipos de yoga o pilates. Consulte con un profesional en entrenamiento para que le ayude con una rutina de acuerdo con sus características.

• Para aprovechar el estímulo del ejercicio no solo debe consumir suficientes calorías, sino también suficientes proteínas de calidad.

Fuente: Rebeca Hernández, nutricionista, Clínica de Nutrición von Saalfeld


Qué comer

Para consumir estas calorías extra y suficientes proteínas de calidad puede seguir las siguientes recomendaciones:

1. Comidas frecuentes
Realice el mayor número de tiempos de comida posibles. Es importante que mantenga su metabolismo trabajando y con un aporte adecuado de nutrientes. Para términos prácticos procure realizar desayuno, almuerzo, cena, una merienda en la mañana, otra en la tarde y si se acuesta tarde, otra por la noche.

2. Proteína
La proteína es lo más importante para que forme músculo. Pero no se trata solo de cantidad, sino de que aprenda a seleccionar también calidad. Incluya en todos sus tiempos de comida al menos una fuente de proteína, las que contienen todas las unidades básicas para la formación de masa muscular son principalmente de origen animal como carne de res baja en grasa, pescado fresco, pollo y pavo sin piel, atún en agua, huevo, queso bajo en grasa, leche o yogur bajo en grasa.

3. Alimentos densos energéticamente
Son alimentos que en poco volumen aportan más calorías y nutrientes. Los más densos en energía son los panes, debe seleccionar los que tengan granos adicionados como linaza, nueces o avena, entre otros. Los cereales, se deben consumir los que tengan nueces, semillas y frutas deshidratadas, agregue nueces extra.
Las frutas deshidratadas en poco volumen aportan el doble de calorías que una fruta fresca que le llena fácilmente. Utilícelas como meriendas idealmente mezcladas con nueces. También son buenas alternativas como aderezos para ensaladas, o para agregar al cereal.
Los aceites vegetales como el de oliva, de canola; en cuanto a las bebidas se recomienda jugos de frutas, o batidos que incluyan leche.

4. Enriquezca las comidas con más nutrientes y calorías, siempre que sea posible. Para ello puede agregar leche descremada en polvo, cuando ingiera leche fluida para aumentar las calorías, también la puede adicionar al yogur y a los jugos de frutas, para hacer batidos con leche.
Los purés y las cremas de vegetales también los puede enriquecer con leche descremada en polvo, el huevo también es una excelente opción, pero debe estar siempre cocido, nunca crudo, porque puede estar contaminado con la bacteria salmonella.

Fuente: Rebeca Hernández, nutricionista, Clínica de Nutrición von Saalfeld


Ver comentarios