Logo La República

Lunes, 27 de mayo de 2024



NACIONALES


Empresas que siembren e industrialicen la mata podrán estar bajo el régimen de zona franca

Conozca todo sobre la ley que permitiría la cannabis recreativa en diez puntos

Clubes y cafeterías dedicados a la marihuana quedarían habilitados, mientras que tenencia personal será como máximo de 30 gramos

Esteban Arrieta earrieta@larepublica.net | Lunes 10 octubre, 2022


“Las personas consumidoras podrán adquirir la marihuana de forma segura, sin exponerse a la violencia, al narcotráfico y accederán a un producto regulado por el Ministerio de salud”, dijo el presidente Rodrigo Chaves. Esteban Monge/La República
“Las personas consumidoras podrán adquirir la marihuana de forma segura, sin exponerse a la violencia, al narcotráfico y accederán a un producto regulado por el Ministerio de salud”, dijo el presidente Rodrigo Chaves. Esteban Monge/La República


Las empresas que siembren o industrialicen cannabis con fines recreativos podrán operar bajo el régimen de zonas francas; sin embargo, sí estarán obligadas a pagar el impuesto especial sobre las utilidades que se calculará en un 1% sobre la renta neta.

Lea más: Cannabis recreativa ofrece “un mundo de oportunidades” en turismo, empleo, inversión y salud para Costa Rica

Asimismo, los consumidores de la planta podrán ir a clubes, cafeterías y dispensarios a comprar y disfrutar de los productos derivados de la mata, siempre y cuando, la Asamblea Legislativa apruebe el plan que presentó la semana pasada el mandatario Rodrigo Chaves.

La iniciativa, también establece un máximo de 30 gramos para consumo personal, a la vez, que permitiría un tope de seis matas como autocultivo, ya que lo de contrario, se consideraría como una actividad comercial y por tanto, una violación a la ley si no se cuenta con el permiso sanitario y de cultivo.

Si Costa Rica despenaliza la cannabis recreativa tendrá acceso a “un nuevo mundo de beneficios y oportunidades para el país”, según empresarios y expertos consultados por LA REPÚBLICA.

Más turistas, una nueva fuente de ingresos para el Estado, una mayor inversión extranjera y la generación de nuevos puestos de trabajo, son algunos de los elementos positivos que se desprenderían de esta reforma a ley penal.

Lea más: Industria del cáñamo y cannabis medicinal arrancará el 9 de septiembre con firma de reglamento

Asimismo, medicinas con altas concentraciones de THC estarían disponibles para incontables pacientes de enfermedades como cáncer, lupus, artritis y otros padecimientos.

Y es que la industria de la cannabis recreativa tiene un mercado mundial que oscilaría entre los $15 billones y $20 billones al año, de acuerdo con Roy Thompson, presidente del Consejo de Cáñamo y Cannabis de Costa Rica.

“En Estados Unidos el cannabis recreativo es permitido en varios estados, así como en Canadá, de igual manera en Europa varios países han tomado esta decisión. Por otra parte, en prácticamente todos los países del mundo la marihuana está presente aunque de manera ilegal, no de ahora, sino de hace siglos. Con esto quiere decirle que el mercado de la cannabis recreativa asciende a unos $15 billones o $20 billones al año”, dijo Thompson.

La propuesta enviada por el gobierno a la corriente legislativa, también prohíbe el consumo para los menores de edad, así como la posibilidad de estar involucrados en la industria por medio de un trabajo.

Por otra parte, los productores tendrán que acreditar el origen lícito de la materia que usan en la producción y venta.

“Con la aprobación de este proyecto se pretende regular las actividades y se podrá controlar el pago de los impuestos, generando a su vez mayores oportunidades de empleo con nuevos negocios para los costarricenses. Por otra parte, las personas consumidoras podrán adquirir la marihuana de forma segura, sin exponerse a la violencia, al narcotráfico”, dijo Rodrigo Chaves


Resumen de la propuesta


El gobierno de Rodrigo Chaves presentó la semana pasada una propuesta al Congreso para despenalizar la producción, siembra y comercialización de la Cannabis para fines recreativos.

Estos son algunos de los principales puntos:

Variable Propuesta
Menores de edad No podrán consumir, ni comprar cannabis; asimismo, se prohíbe que trabajen en la industria
Licencias El Ministerio de Salud otorgará los permisos de funcionamiento para elaborar, acopiar, distribuir, industrializar y vender cannabis psicoactivo, mientras que el MAG darás las licencias para el cultivo con fines comerciales
Clubes de cannabis y cafeterías Se autoriza la creación de sitios especializados, en donde los clientes podrán consumir productos derivados de la planta. No está claro si se permitirá fumar en cafeterías, mientras que en clubes sí sería posible
Tenencia y consumo personal Se permite la tenencia de 30 gramos de marihuana para consumo personal. Después de esa cantidad se considerará que tiene fines comerciales
Autocultivo Está permitido, siempre y cuando no sean más de seis plantas por casa
Prohibición al fumado Aplica para prácticamente todo sitio público, además de lugares de trabajo.
Se prohíbe expresamente en bares, restaurantes, discotecas y otros centros de entretenimiento no especializados, así como en actividades deportivas
Origen lícito y materia prima no dañina Los productores tendrán que acreditar el origen lícito de la materia que usan en la producción y venta
Inspección El IAFA y el MAG podrán hacer inspecciones, para determinar que todos los permisos estén al 100%, así como para garantizar el origen lícito
Costo de licencias Tarifas se definirán por decreto vía estudio. La idea es que el costo sea progresivo, de acuerdo al tamaño de la operación
Zona franca Es posible que la industria se considere bajo este régimen, pero igual deberán pagar el impuesto especial sobre las utilidades, el cual, será de un 1% sobre la renta neta


NOTAS RELACIONADAS


marihuana recreativa

Turismo de cannabis recreativo genera cautela entre empresarios

Miércoles 14 septiembre, 2022

Sector turístico está a la espera de que el gobierno presente la propuesta.







© 2024 Republica Media Group todos los derechos reservados.