Logo La República

Jueves, 13 de agosto de 2020



CANDILEJAS


Conocimientos compartidos

Candilejas [email protected] | Viernes 24 enero, 2020

Hannia Villalobos y Rodolfo Zamora, creadores del “Rinconcito Orgánico Irazú” en Tierra Blanca de Cartago.
Hannia Villalobos y Rodolfo Zamora, creadores del “Rinconcito Orgánico Irazú” en Tierra Blanca de Cartago.


Después de trabajar 29 años en un banco del Estado, Rodolfo Zamora renunció y junto con su esposa, Hannia Villalobos Martínez, trabajadora social de profesión, se fueron a vivir a Tierra Blanca de Cartago, para crear lo que hoy ellos llaman “Rinconcito Orgánico Irazú”.

Se trata de una finca de 6.900 metros cuadrados en donde además de las áreas de invernadero para el cultivo de una amplia diversidad de vegetales para consumo humano, cuentan, con otros espacios.

Uno de estos, es un reservorio de agua de lluvia de cuatrocientos metros cuadrados, con una capacidad aproximada de 10.000 metros cúbicos con lo cual tiene siempre agua para riego.

Rodolfo, más conocido como “el tigre” lo mantiene cubierto de lirios para evitar un poco la evaporación del agua por la radiación solar, aunque recientemente le han comentado que los lirios también consumen agua, “por lo que estamos analizando si quitarlos o no”, explica al grupo de 20 personas con las cuales compartimos esta visita de todo un día al “Rinconcito Orgánico Irazú”.

Entre los visitantes, unos fueron para conocer y disfrutar los aromas y colores de la naturaleza conviviendo en total armonía, otros para aprender y mejorar sus propios cultivos orgánicos e incluso no faltó quién reconociendo que era vecino de la zona pero cultivaba aplicando pesticidas, estaba ahí para cambiar hacia la producción orgánica.

“Entre otros ese es nuestro propósito”, coinciden Hannia y Rodolfo, quienes sin egoísmo alguno transmiten los conocimientos adquiridos a lo largo de 15 años en los que descubrieron el fascinante mundo del cultivo orgánico.

La finca cuenta también con un área para conservación de semilla que ellos mismos aprendieron a almacenar, un comedor para desayunos y almuerzos en ocasiones en que reciben grupos interesados en conocer y la propia casa de habitación de Hannia, Rodolfo y sus hijos.

Cultivos orgánicos del “Rinconcito Orgánico Irazú”.

Cultivos orgánicos del “Rinconcito Orgánico Irazú”.

Para quienes no sabemos nada acerca de como cultivar orgánico Rodolfo explica: “si en una zona sembré, por ejemplo, lechugas o hinojos, después de cosecharlos no debo sembrar lo mismo ahí porque en la base de las plantas podrían haberse instalado ciertos microorganismos inconvenientes que se multiplicarían y que cambiando de vegetal morirán porque este no les sirve de alimento. También usamos hongos antagónicos, que son controladores y así buscamos el equilibrio”

Es apenas un pequeño ejemplo de las múltiples cosas que aprendimos y que nos demuestran que sí se puede sembrar orgánico y además vivir de ello.

Los productos de Hannia y Rodolfo se venden cada semana en la feria orgánica. Hay que trabajar mucho, pero si se puede vivir de esto, criar y educar a los hijos y asegurarse una vejez tranquila, explica esta pareja que se reparte el trabajo ya que solo cuentan con un colaborador a quien dan empleo y seguro social.

De sus cultivos y de la vaca “Filomena”, obtienen todo tipo de vegetales y tubérculos que, junto a la leche y sus derivados, les asegura alimentación sana, de muy buen sabor y recién cosechados. La energía y buena salud de la pareja, hablan por si solos de los beneficios de comer todo orgánico.

Esta finca cuenta con certificación nacional e internacional de producto orgánico y opera con un sistema de riego por goteo (proveniente de Israel) que han instalado para que los cultivos tengan lo necesario pero a la vez ahorrar agua.

Comprendimos sin dudas, cual es el camino que debería seguir el agro costarricense, viable y acorde con la identidad del país. Algo que podría ser competitivo y rentable si contara con suficiente apoyo del Estado, más allá de los gobiernos de turno.

Lo que está en juego es la salud.

Carmen Juncos Biasutto y Ricardo Sossa Ortiz

Editores jefes y Directores de proyectos

[email protected]

[email protected]


Fotos: colaboración de Fabián Bonilla


NOTAS ANTERIORES


La polución silenciosa

Viernes 07 agosto, 2020

Hay una contaminación que no tenemos en mente. La vida digital de las personas también deja una huella que afecta al planeta.

Protector de la salud

Viernes 31 julio, 2020

“Jenny” tenía 26 años cuando le diagnosticaron cáncer. No había nada que hacer, más que colocarle sondas por todo su cuerpo.

Abrace a los árboles

Viernes 24 julio, 2020

Lo dijimos en mayo de 2018 y hoy, en media pandemia del COVID-19 puede ser de mucho beneficio.

Después del COVID 19

Viernes 17 julio, 2020

La mayoría seremos nuevas personas después de la pandemia del COVID 19.





© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.