Logo La República

Jueves, 15 de noviembre de 2018



GLOBAL


Congreso azteca inicia labores en sede alterna

| Miércoles 16 abril, 2008



Congreso azteca inicia labores en sede alterna

Legisladores opositores mantienen bloqueo desde hace cinco días en la cámara de Diputados y el Senado

México
EFE

El Congreso mexicano reinició ayer sus labores legislativas en sedes alternas a las tribunas de las cámaras de Diputados y Senado, que desde hace cinco días mantienen ocupadas los congresistas de izquierda para exigir un amplio debate de la reforma energética.
Desde el jueves pasado, congresistas de izquierda tomaron las tribunas legislativas en demanda de un debate nacional sobre la reforma energética que envió al Senado el presidente de México, Felipe Calderón, el pasado 8 de abril.
El lunes, legisladores izq
uierdistas aglutinados en el Frente Amplio Progresista (FAP) y de los partidos gobernante Acción Nacional (PAN) y centrista Revolucionario Institucional (PRI) buscaron llegar a un acuerdo sobre el debate, pero al fracasar los primeros decidieron mantener ocupadas las tribunas, y los segundos reanudar las sesiones, pero en salones alternos.
El punto de conflicto está en los tiempos y el formato, pues los partidos del FAP (Revolución Democrática -PRD-, del Trabajo -PT- y Convergencia) piden una discusión de catorce temas durante cuatro meses y organizada por expertos.
En tanto, el PRI y el PAN proponen una duración de 50 días sobre doce temas y dirigido por comisiones legislativas.
En el Senado, desde un asiento distinto al que habitualmente ocupa en la mesa directiva, tomada por parlamentarios izquierdistas, el senador del PAN Santiago Creel hizo el anuncio de reanudar las sesiones, después de que la sala votara por mayoría a favor del traslado de la sede.
Después de un descanso, los senadores se desplazaron a un recinto situado en las proximidades de la sede oficial del Senado para continuar con el orden del día.
En la Cámara de Diputados, el vicepresidente del PRI, Arnaldo Ochoa, dirigió en una sede alterna la sesión, lo que provocó que la presidenta de la mesa directiva de la cámara baja, Ruth Zavaleta, abandonara en protesta el recinto.
Zavaleta es miembro del izquierdista PRD y su actuación al frente de la mesa directiva de la cámara baja fue criticada por el ala radical de su partido.
La diputada, según fuentes legislativas, había decidido reanudar la sesión, pero el priista Ochoa se le adelantó y comenzó el trabajo legislativo.
Durante esta sesión se aprob
ó el viaje del presidente de México, Felipe Calderón, a la reunión de la Alianza para la Seguridad y la Prosperidad de América del Norte (ASPAN), que se realizará la próxima semana en Nueva Orleans (Estados Unidos).
El viaje de Calderón ya había sido aprobado en el Senado en días pasados, pero faltaba la votación en la cámara baja, que ayer lo aprobó por 283 votos a favor y cero en contra.
En las sesiones de ayer solo participaron los legisladores del PRI, del PAN y del Verde Ecologista (PVEM) y sus trabajos duraron menos de una hora.
En el Senado, con un quórum de 65 senadores, se acordó asistir el jueves próximo a la recepción oficial de la presidenta de la India, Pratibha Patil, quien efectuará del miércoles al domingo próximos una visita de Estado a México.
En tanto, simpatizantes de la izquierda mexicana realizaron pequeñas protestas en los alrededores de la cámara alta, principalmente encabezadas por decenas de mujeres conocidas como “Las Adelitas”, pero sin ocasionar mayores incidentes, según reportó a Efe la policía local.
Este grupo de mujeres forma parte de los 28 mil seguidores que el líder izquierdista Andrés Manuel López Obrador convocó para conformar “brigadas” en defensa del petróleo” y que amenazaron con mantener sus acciones de resistencia civil pacífica.
En medio de esta crisis legislativa, las negociaciones entre la izquierda mexicana y la Junta de Coordinación del Senado continúan, y a mediodía el FAP presentó otra propuesta, en la que insiste en los cuatro meses de debate.