Logo La República

Domingo, 18 de noviembre de 2018



GLOBAL


Conflictos en Oriente Medio atizan campaña en EE.UU.

| Lunes 28 julio, 2008



Mientras Obama dice que se necesitan más tropas para estabilizar Afganistán, McCain insiste que el despliegue adicional de tropas en Irak ha funcionado
Conflictos en Oriente Medio atizan campaña en EE.UU.

• McCain reiteró que de ganar las elecciones trasladará la embajada estadounidense de Tel Aviv a Jerusalén

Washington EFE
La situación en Oriente Medio atiza la campaña electoral en los Estados Unidos (EE.UU.), durante la última semana los candidatos a la presidencia se han referido a la situación en Afganistán e Irak y el rumbo que tomarían las tropas estadounidenses en sus eventuales gobiernos.
Barack Obama, candidato demócrata dijo que Afganistán sigue afrontando problemas de narcotráfico y la presencia de terroristas, por lo que “necesitaremos más tropas” para estabilizar ese país.
En su primera aparición pública tras una gira internacional de nueve días, Obama participó en un foro ante alrededor de 6 mil periodistas minoritarios del país, en el que defendió la gira por Oriente Medio y Europa, y sus planes en m
ateria de política exterior.
A su juicio, Afganistán debe ser “el frente central” de la lucha antiterrorista ante la presencia perenne de los talibanes y la red terrorista Al Qaeda, además del hecho de que utilizan territorio de Pakistán como refugio.
“Vamos a necesitar más tropas en Afganistán... y ayuda de Pakistán para eliminar estos santuarios”, afirmó Obama, quien reiteró en varias ocasiones que una de las prioridades de EEUU debe ser mejorar las condiciones en ese país.
Si Al Qaeda y los talibanes “pueden actuar con impunidad”, será más difícil lograr la estabilidad de Afganistán, afirmó Obama.
También advirtió de que el mundo no debe permitir “una carrera nuclear armamentista en Medio Oriente”.
Por otra parte, Obama reconoció que las condiciones han mejorado sobre el terreno en Irak, que los soldados estadounidenses han ayudado a estabilizar ese país y a consolidar el proceso político entre las diversas facciones.
“He reconocido que el despliegue ayudó a mitigar la violencia, el asunto no es si he cambiado o no de posición”, sino fomentar una serie de condiciones para la estabilidad de Irak, argumentó.
El candidato republicano a la Presidencia de Estados Unidos, John McCain, afirmó que apoyaría llevar a Osama Bin Laden ante la Justicia mediante un juicio similar a los llevados a cabo contra los nazis en Nuremberg.
“Tenemos varias opciones. Los juicios de Nuremberg por supuesto son un buen ejemplo del tipo de tribunal con el que podíamos avanzar. No creo que tuviéramos dificultad en diseñar un mecanismo con apoyo internacional para imponer justicia”, dijo McCain durante una entrevista con la cadena por cable CNN.
Para McCain, un tribunal similar al que fueron sometidos en Alemania 22 jerarcas nazis hace 62 años, sería un buen foro para "revelar al mundo la enormidad de los crímenes de ese tipo, y sus intenciones, que aún persisten".
Durante la extensa entrevista, grabada el viernes y difundida el pasado domingo , el candidato también abordó
temas relacionados con la guerra en Irak, la economía, la inmigración, y algunas de sus principales prioridades si gana la Presidencia en noviembre próximo.
Sobre Irak, McCain insistió en que el despliegue adicional de tropas ha funcionado y que su rival demócrata, Barack Obama, ve la guerra como un "asunto político" y "no entiende la importancia de esta victoria, ni las consecuencias de un fracaso o los beneficios del éxito".
En ese sentido, afirmó conocer "muy bien" al primer ministro iraquí, Nuri al-Maliki, y que éste comprende que cualquier retirada de las tropas estadounidenses dependería de las condiciones sobre el terreno.
El pasado día 18 de julio , la Casa Blanca admitió que el acuerdo que se negocia entre Estados Unidos e Irak sobre la permanencia de las tropas incluirá un marco temporal para la retirada, un "horizonte general de tiempo".
Si gana las elecciones, el candidato del Partido Republicano trasladaría la embajada de EEUU de Tel Aviv a Jerusalén, porque "he estado comprometido con esa propuesta durante años".
En materia de política interna, el senador republicano afirmó que su agenda incluirá una reforma gubernamental para recuperar la confianza del público; la austeridad fiscal; la creación de empleos y evitar un aumento en los impuestos, así como la independencia energética.