Logo La República

Lunes, 12 de noviembre de 2018



NACIONALES


Conflicto en Isla Calero afecta imagen del país

Silvia Pardo [email protected] | Jueves 26 mayo, 2011



Aunque mantiene segundo lugar a nivel latino, baja cinco posiciones en Indice Global de Paz
Conflicto en Isla Calero afecta imagen del país
Percepción de inseguridad también daña la reputación pacifista
La invasión nicaragüense al territorio de Isla Calero, que comenzó en octubre pasado y aún no se resuelve, disminuyó la imagen de paz que maneja Costa Rica en el plano internacional, al pasar de la posición 26 a la 31 entre 153 países evaluados.
El deterioro de las relaciones diplomáticas con Nicaragua es lo que más influyó en que el país bajara cinco posiciones con respecto al año pasado en el Indice Global de Paz 2011.
La calificación en el indicador de relaciones con países vecinos pasó de un 1,5 a un tres, siendo uno la mejor evaluación y cinco la peor.
El informe elaborado por el Instituto para la Economía y la Paz, de Australia, se publicó ayer y se basa en información recopilada entre marzo de 2010 y hasta el mismo mes de este año.
El deterioro de relaciones entre las naciones, así como la percepción de inseguridad siguen desplazando a Costa Rica a puestos más bajos. Esto mientras Uruguay, Panamá y Argentina avanzan a pasos agigantados para mejorar la estabilidad pacífica, que trae calidad de vida y favorece el clima para inversiones, destaca el Indice.
No obstante, Costa Rica solo es superada en paz por Uruguay, por lo que en general, mantiene una buena posición en Latinoamérica.
Esto se debe a indicadores positivos como el aumento en la inversión destinada a la educación, la expectativa de vida y mejoras en la economía.
Nicaragua, por su parte, empeoró ocho posiciones por un aumento en las restricciones a la prensa, disminución en el índice de política democrática, aumento del desempleo y mayores posibilidades de revueltas violentas a lo interno.
El informe evalúa a partir de 23 indicadores diferentes los conflictos internos e internacionales de 153 países para tratar de medir la tranquilidad global, que disminuyó por tercer año consecutivo.
“La caída en el Indice de este año está muy vinculada a los conflictos entre los ciudadanos y sus gobiernos. Las naciones deben buscar nuevas formas de crear estabilidad sin utilizar la fuerza militar”, señaló Steve Killelea, presidente ejecutivo del Instituto para la Economía y la Paz.
El país más conflictivo en Latinoamérica volvió a ser Colombia, con el puesto 139. Somalia se llevó el último lugar de la lista a nivel global, mientras Islandia, Nueva Zelanda y Japón fueron los mejor calificados.
El Instituto, dedicado a fomentar una mayor comprensión de las interrelaciones entre las empresas, la paz y la economía, calcula que el costo económico global de la disminución de los niveles de tranquilidad en 2011 fue de aproximadamente $8 mil millones.

Silvia Pardo
[email protected]