Conferencista Christopher Gardner visitará el país
Enviar

GENTE

Conferencista Christopher Gardner visitará el país

Vida del motivador inspiró la película “En busca de la felicidad” protagonizada por Will Smith

201305212225050.m4.jpg
La historia de Christopher Gardner pasó inadvertida hasta aparecer en el programa 20/20, en 2003. Una editorial se interesó e hizo un libro basado en su vida, que fue adaptado para la pantalla grande. Internet/La República
Christopher Gardner, motivador y conferencista, cuya vida inspiró la película “En busca de la felicidad” protagonizada por Will Smith, visitará suelo costarricense en agosto.
El norteamericano, quien es considerado hoy por hoy uno de los emprendedores más reconocidos por su éxito en el mercado bursátil y sus conferencias, vendrá como parte del evento motivacional Costa Rica GO!.

Gardner hará una presentación en la que compartirá la importancia de las “P’s” en su vida: encontrar pasión, ser práctico y tener un plan, y las claves del éxito en las que se apoyó para superar los obstáculos y alcanzar los sueños que se trazó para su vida.
Además explicará la función del plan conocido como el “C-5 Complex”: ser claro, conciso, convincente, coherente y comprometido.
La fecha exacta y el lugar que acogerá la charla del motivador serán anunciados en próximos días, según los organizadores.
Christopher Gardner determinó que el alcoholismo, la violencia doméstica, el abuso a menores y el analfabetismo eran contra lo que lucharía el resto de su vida, luego de sufrir una infancia cargada de problemas familiares.
Su hijo Christopher Jarrett Medina Gardner nació en 1981 y cuando apenas cumplió un año, para poder mantenerlo económicamente, tuvo que tomar varios trabajos.
El conferencista siempre fue el primero en llegar a la oficina y el último en irse, haciendo persistentes llamadas a los clientes prospecto. En 1982, por fin pasó su examen para obtener la licencia y obtuvo empleo en la empresa Dean Witter Reynolds.
En 1987 estableció su propia firma de bolsa de valores Gardner Rich & Co, en Chicago, Illinois, que empezó en su pequeño piso con una inversión inicial de $10 mil dólares y una mesa de madera que servía para la hora de la comida en familia.
Actualmente está haciendo inversiones en Sudáfrica que crearán cientos de trabajos e introducirán millones en inversiones extranjeras para la nación y coopera en varias organizaciones filantrópicas como Cara Program y la Iglesia Metodista de San Francisco, quienes más le ayudaron cuando lo necesitaron él y su hijo.

Carolina Barrantes
[email protected]


Ver comentarios