Conductores de UberEats en Londres planean huelga por mejores sueldos
La compañía con base en San Francisco introdujo su servicio de entregas en junio. Bloomberg/La República
Enviar

Los conductores del servicio de entregas de comida de Uber en Londres, amenazan con irse a huelga esta semana si sus salarios no son aumentados.

Cientos de conductores de UberEats planean manifestarse el próximo 26 de agosto, de acuerdo con United Voices of World Union, que ha estado ayudando a organizarse a los trabajadores de este servicio. Los conductores protestarán sobre mala paga y el hecho de no ser calificados como empleados, manifestó la unión en su página de Facebook.

{l1}uber_no_pagaria_mas_de_2_billones_por_su_competencia_lyft{/l1}

Uber depende de trabajadores independientes que proveen viajes, entregan comida, reparaciones y otros servicios. El personal no está clasificado como empleados, liberando a las compañías de pagar seguro de salud y otros beneficios.

La relaciones de empleado-compañía se han vuelto tensas. Conductores del popular servicio de entregas Deliveroo mantuvieron una huelga por varios días este mes para protestar un cambio en la manera en cómo se les pagaba, pues querían cambiar el pago por hora a uno que les retribuyera por entregas.

{l2}didi_le_ensena_como_hacer_negocios_a_uber_en_china{/l2}

Como resultado de las protestas lograron que la compañía cediera y que los conductores pudieran escoger el método de pago.

Ahora los empleados están girando sus miradas hacia Uber. Ellos siguen formulando sus demandas, de acuerdo con Mags Dewhurst, uno de los organizadores de las protestas.
Uber no se ha pronunciado al respecto.

La compañía con base en San Francisco introdujo su servicio de entregas en junio. Los conductores recogen la comida de restaurantes locales y se la entregan a los clientes que la ordenan desde sus smartphones.

La potencial huelga se encuentra entre varios de los desafíos que Uber experimenta en Londres. La semana pasada, la compañía demandó al regulador de tránsito de la ciudad para bloquear las reglas que obligan a los conductores que no hablan inglés a pasar un examen de idiomas para brindar el servicio. Las medidas también forzaron a Uber a notificar al regulador de cualquier cambio que se haga en la aplicación.


Ver comentarios