Enviar

Concreción de proyectos a través del ahorro

201505312247100.mario_zeledon.png
Es importante en nuestra sociedad tratar de inculcar a las futuras generaciones y recordar a las existentes, la cultura del ahorro. El hecho de que desde pequeños se nos impulse a destinar una parte del dinero al ahorro, nos permitirá observar su crecimiento teniendo una mayor comprensión de la importancia de este mecanismo, para acumular riqueza y para concretar sus sueños. Efectuar una lista de futuros proyectos, junto a un plan para alcanzarlos, nos permitirá tener una visión más clara de su concreción en una línea de tiempo.
En estos días, en su mayoría la publicidad nos plantea que muchos de nuestros anhelos se pueden alcanzar mediante un préstamo directo, o a través de una tarjeta de crédito. Dependiendo de la magnitud del objetivo a alcanzar, estos podrían ser una alternativa a valorar para su obtención. Sin embargo, se debe tener claro que estos mecanismos obviamente traen costos para su concreción, que convienen ser revisados con detenimiento.
Obedeciendo al nivel de urgencia que se tenga por el alcance del objetivo, estos mecanismos permiten lograrlo en un menor plazo, ligado a un costo que dependiendo del plazo, nos significará una disminución del ingreso futuro en un periodo de tiempo.
Por su parte, al elegir la alternativa del ahorro puro para lograr un objetivo, el inversionista buscará, por su cuenta o mediante un asesor, diferentes opciones para su dinero en el sistema financiero, tanto en el sector público como en el privado.
Existe varias alternativas: fondos de inversión, cuenta de ahorro, certificados de depósito a plazo, entre otros.
Los fondos de inversión que ofrecen las Sociedades Administradoras de Fondos de Inversión (SAFI) son un mecanismo con accesibles montos de inversión, con una administración profesional de sus inversiones, que mediante un adecuado seguimiento del mercado y una diversificación de riesgo de sus portafolios, brindan a sus clientes rentabilidades superiores a otros instrumentos financieros a la vista, resultando ser muy competitivos, con respecto a diferentes opciones a un plazo de vencimiento establecido.
Cada inversionista definirá por cuenta propia, o basado en la asesoría de un profesional en la materia, tomando en consideración el perfil de riesgo del ahorrante, la mejor alternativa para invertir sus ahorros y la proporción de acuerdo a las necesidades futuras de efectivo.
El inversionista debe tener presente el rendimiento que se obtendrá por su dinero, recordando que ante mayor riesgo, mayor será la rentabilidad y en donde los activos financieros con respaldo estatal son razonados como de bajo riesgo.
La definición del horizonte de inversión le permitirá establecer el plazo en que podrá retirar el capital y en caso de requerirlo antes de su vencimiento, corresponderá pagar un descuento por él. En el caso de decidirse por alguna opción a la vista en un fondo de inversión, el ahorrante dispone de sus recursos en un tiempo muy corto y sin costo alguno por el retiro del dinero.
Por último, la composición de estos elementos definirá el portafolio de inversión del ahorrante y la diversificación en sus activos, incrementará o reducirá los niveles de riesgo y de rentabilidad.

Mario Zeledón
Administrador de Cartera Activa
BCR SAFI

Ver comentarios