Enviar
Con Sumo

Carmen Juncos
[email protected]

Automóviles camaleónicos

Después de oficiar una vez más el ritual de despedir el año viejo, la vida continúa su ruta y en ese concluir e iniciar ciclos nosotros y el mundo nos transformamos. Hay nuevos descubrimientos y se avanza en la forma de vida, se evoluciona, y en los últimos tiempos los cambios son acelerados. Lo deseable, desde luego, es que estos no se queden en lo superficial sino que se produzcan cambios en las actitudes humanas dirigidos a que ese “feliz año nuevo” que le hemos deseado al prójimo se vuelva realidad.
A veces pienso que alguna repercusión puede tener en el universo el que tantas personas, en un corto periodo de tiempo (considerando las diferencias horarias) cada 31 de diciembre emitan ese sentimiento de desearle felicidad al otro.
Claro, ese tipo de cambios, los profundos, son más difíciles de llevar a cabo y hace falta ser valiente para realizarlos con éxito. De ahí que la mayoría se aferre a los fáciles aunque no sean trascendentes y seguimos cambiando el celular, el carro, los aretes, la corbata…
Esa necesidad de cambio cosmético la conoce muy bien la industria que procura satisfacerlo continuamente y lo hace tan bien que logra romper la monotonía de muchos. Si no, veamos el ejemplo de algunos fabricantes de autos, que se han interesado en un descubrimiento que hará cambiar de color a un automóvil de un segundo a otro, la pintura “paramagnética”.
La japonesa Nissan ya desarrolló un auto con pintura “camaleónica”. Antes de que el vehículo reciba las capas de pintura, según informan varias páginas en Internet, se le aplica un polímero especial que contiene las partículas de óxido de hierro paramagnético afectando su habilidad para reflejar la luz y cambiar de color. Claro que habrá que celebrar el ritual del año nuevo más veces para poder disfrutar de este cambio, ya que estará disponible a partir de 2010.
Entonces, los poseedores de autos con pintura “camaleónica”, que han permanecido blancos por la noche (así queda cuando se apaga el motor), ¡podrán programarle el color para que combine con el de la ropa que llevan puesta!
Les deseo un feliz 2008 que inicio con la esperanza de que a la par de estos cambios cosméticos y otros que realmente contribuyen a mejorar nuestra calidad de vida, se produzcan los profundos que nos hagan cada vez mejores seres humanos.
Ver comentarios