Con Sumo
Enviar
Con Sumo

Reactivar el centro

Carmen Juncos
[email protected]

La reciente apertura de Café Latino, en el corazón mismo del casco céntrico de la ciudad capital, segundo piso de Librería Lehmann en avenida central, es un hecho que puede comenzar a desencadenar el fenómeno que se pretende desde hace algún tiempo: lograr que la gente retorne a ese centro, volverlo atractivo de nuevo.
Son las acciones, no las palabras, las que pueden generar estos cambios. Y entre las acciones las dos más importantes que han de ir de la mano son establecimientos atractivos y seguridad.

El paso que ha dado el empresario dueño de Café Latino, en unión con Librería Lehmann, de apostar una importante inversión a la creación de un lugar atractivo, que combina en un edificio antiguo, un innovador concepto inspirado en el alma latina con moderna tecnología de servicio, significa una de esas dos acciones, que corresponde dar al empresariado
La segunda corresponde al Estado. Los consumidores que se sientan motivados para pasarlo bien en Café Latino deben contar con seguridad en toda la zona, incluida la avenida primera en donde están los parqueos muy cercanos.
El ambiente y las iniciativas para atraer público al Café Latino son un hecho. Como ejemplo, una coordinación que se realizará para que el público que asiste a las funciones del Teatro Nacional, pueda salir un ratito antes de casa o cuando sale del trabajo y pasar al café donde encontrará gente que le contará, en amena charla informal, de qué se trata el espectáculo, mientras disfruta de la oferta gastronómica del lugar. Una agradable forma de comer algo antes de la función y llegar a ella informado.
Pienso que, con el tiempo, y estando tan cerca, el sitio puede convertirse también en ese lugar adonde tanto nos gustaría ir a la salida del teatro para comentar entre amigos mientras tomamos algo, antes de volver al parqueo donde dejamos el carro.
Hago votos por que este sea el inicio de un movimiento entre empresarios y autoridades que convierta nuevamente al casco céntrico en lugar atractivo, muy seguro y muy visitado. El San José que deberían poder ver y vivir también los turistas. Es posible si se hacen las cosas bien.
La prensa tiene un papel que cumplir también en todo esto, como lo hizo LA REPUBLICA, con una amplia difusión de la inauguración de Café Latino.

Ver comentarios