Enviar
¡Con cara de revancha!
Barcelona buscará hoy a partir de las 12.45 p.m., una victoria ante el Real Madrid
Aun con la herida abierta, el corazón maltrecho y el orgullo por el piso, el Barcelona se juega el orgullo esta tarde ante el Real Madrid, en el partido de ida de la Liga de Campeones, que se realizará en el estadio Santiago Bernabéu.
El favoritismo de los azulgranas ha mermado, ya que van abajo en la serie de cuatro partidos ante el equipo blanco de José Mourinho, que logró un empate por la liga a un gol y luego, en Mestalla les robó, del mismo bolsillo, la Copa del Rey, con anotación de Cristiano Ronaldo.
Llegó el momento del tercer asalto, de nuevo en Madrid, de nuevo el Barcelona con el cartel de favorito, pero ya nada es igual que antes, ahora el Real tiene más acciones, más esperanzas y hasta el pronóstico del pulpo Iker a favor.
Además el Barcelona ha perdido por lesión a uno de los motores de su medio campo. Andrés Iniesta no jugará frente el Real Madrid, tras retirarse a los diez minutos del inicio de la sesión acompañado por el fisioterapeuta Emili Ricard, con el que se había ejercitado previamente, al margen del grupo.
“Iniesta es baja cien por cien”, dijo Guardiola, quien añadió no saber aún quién va a sustituirlo. “No lo sé. Alguien va a jugar. Igual cambiamos de forma de sistema”, dijo Guardiola.
Pero el partido se ha puesto caliente, sobre todo por el juego de los entrenadores, no a la hora de diseñar las estrategias, sino por las manifestaciones de encaramiento.
En la rueda de prensa Mourinho criticó las declaraciones de Guardiola sobre los colegiados, enumeró una serie de presuntos errores arbitrales que perjudicaron a los rivales del Barcelona y lo acusó de ser el único técnico que se queja de decisiones correctas del árbitro.
Mourinho señaló que “hasta ahora” había dos grupos de entrenadores, “uno muy pequeñito” que “no hablan de árbitros” y otro grande en el que está él, que critican a los colegiados cuando tienen “errores importantes”, pero que también los halagan “cuando hacen un gran trabajo”.
“Ahora con las declaraciones de Pep entramos en una nueva era, es el tercer grupo que solo tiene una persona, que es él, y que critica el acierto del árbitro. Nunca lo había visto en el mundo del fútbol”, señaló.
En tanto Guardiola dijo que “fuera del campo” su colega portugués “ya ha ganado, como lo ha hecho durante todo el año y lo hará” por lo que, precisó, le regalo su “champions particular”.
“Dentro del campo veremos qué pasa. Yo también puedo sacar una lista de agravios comparativos que no acabaríamos nunca. Yo no tengo secretarios ni ayudantes que me apuntan todas esas cosas”, dijo.

Cristian Williams y EFE
[email protected]
Ver comentarios