Enviar
Con nuevos bríos

La Plaza de la Democracia fue reinaugurada ayer, luego de enfrentar mejoras durante más de un año

Carolina Barrantes
[email protected]

Con diversas áreas de juego para los niños, amplios espacios verdes y tres terrazas de gran tamaño, la Plaza de la Democracia muestra una nueva imagen desde ayer.
El recinto fue reinaugurado oficialmente, luego de haber enfrentado un proceso de remodelación y reestructuración durante más de un año, el cual representó una inversión de poco más de ¢12 millones.
La iniciativa, promovida por el Ministerio de Cultura y Juventud en alianza con la Municipalidad de San José, busca rescatar el valor patrimonial que tiene la plaza así como abrir un nuevo espacio artístico y de diversión familiar.
Precisamente al acto inaugural asistió una cantidad importante de familias y más de 30 estudiantes de la Escuela de Artes Musicales de Desamparados, quienes deleitaron a los presentes con obras de Beethoven, Haendel y Tchaikowsky.
La renovación de la plaza también incluyó la plantación de 38 árboles de especies nativas del país y la construcción de una serie de rampas con barandas, que permitirá cumplir con la Ley 7600 de igualdad a las personas con discapacidad.
Este último cambio hará que el recinto, que fue fundado en 1989, haga honor a su nombre, y abra sus espacios a los miles de personas que diariamente atraviesan la capital, para que se apropien de su riqueza, según explicó Laura Pacheco, ministra de Cultura adjunta, quien participó en la actividad.
El sitio de igual forma fue dotado con tres postes de luz y 38 luminarias, que semejan a unos faroles, lo cual mejorará la visibilidad de las personas que transiten por él en horas tardías.
Incluso la plaza fue incluida dentro del recorrido que hacen a diario los policías del ayuntamiento josefino, para reafirmar la seguridad de la gente, según señaló Emperatriz Ordeñana, ingeniera del proyecto.
La intervención de la plaza se inició en los primeros meses de 2008 con el traslado de la estatua del presidente José Figueres Ferrer a los jardines del Museo Nacional.
Adicionalmente, la fuente que se ubicaba al costado sureste de la plaza fue eliminada.
A pesar de que el sitio fue inaugurado ayer, aún queda pendiente la colocación del sistema de señalización especial para los invidentes que incluye el proyecto original.


Ver comentarios