Logo La República

Sábado, 20 de julio de 2024



NACIONALES


Más supervisión, gobierno corporativo y auditorías son urgentes

Con estas 3 vacunas el sistema financiero evitará nuevos casos como el de Coopeservidores

Grave situación de Coopeservidores fue un caso aislado, según Asociación Bancaria y Cámara de Bancos

Tatiana Gutiérrez Wa-Chong tgutierrez@larepublica.net | Martes 02 julio, 2024


Annabelle Ortega
“Hay un riesgo reputacional en este tipo de situaciones. No obstante, lo importante es tener claro que estamos ante un caso puntual que no refleja la situación del sistema financiero y, por lo tanto, no debería afectar la confianza del resto de entidades”, aseguró Annabelle Ortega, directora ejecutiva de la Cámara de Bancos e Instituciones Financieras.


La declaratoria de “inviabilidad” para Coopeservidores y la pérdida de millones de colones para muchos de sus clientes, hacen que incontables personas se pregunten sobre el estado financiero de las cooperativas, mutuales y bancos en donde tienen su dinero.

Lea más: Banco Popular reconoce interés en absorber Coopeservidores

Sin embargo, las entidades financieras están vacunadas contra una epidemia, según la Asociación Bancaria y Cámara de Bancos, quien consideró el caso de Coopeservidores como una situación aislada.

Pese a ello, son del criterio que se debe aplicar una supervisión más rigurosa, así como auditorías con más regularidad, a la vez que se debe comprobar la información que brindan las entidades financieras.

Es urgente además, que se cumplan las normas de gobierno corporativo que permitan mejorar la reputación de una empresa y aumentar la confianza de los inversores.

Lea más: Coopeservidores es declarada oficialmente “inviable”

“Sin duda, existe un efecto en la confianza de los clientes y se afecta la reputación, pero Costa Rica tiene un sistema financiero sólido y la noticia no ha causado una corrida o pánico como para que la gente prefiera tener su dinero debajo de la almohada. Se ha dejado claro por parte del encargado de la intervención” aseguró Eduardo Lizano, economista y ex presidente del Banco Central.

Comprobar la información es esencial más cuando la misma Rocío Aguilar, superintendente de entidades financieras, explicó que durante años, la cooperativa no trasladó a las autoridades correspondientes la información correcta sobre sus estados financieros, permitiendo así ocultar la gravedad del estado en que se encontraba Coopeservidores.

“Es necesario comprobar el indicador de suficiencia patrimonial que compara el tamaño del capital y la calidad de ese capital con los activos y los riesgos que tiene esa entidad. Hay un límite de 10% a partir del cual se considera que las entidades están en una condición adecuada”, aseguró Ronulfo Jiménez, economista de la Asociación Bancaria Costarricense.

Y es que el caso de Coopeservidores no es el único que se ha reportado en el país.

El cierre del Banco Crédito Agrícola de Cartago, el caso de Aldesa y la quiebra del Banco Anglo, son algunos otros ejemplos de instituciones financieras inviables que dejaron pérdidas a muchos inversionistas.

Javier Cascante, exsuperintendente de entidades financieras, dijo en una reciente entrevista con el Semanario Universidad que el proceso de resolución tiene un impacto en la confianza del sistema financiero nacional.

“Cualquier intervención, por más pequeña o grande que sea la entidad, siempre genera un problema de confianza; la gente tiende a dudar”, indicó Cascante.

Aseguró que en su paso por la superintendencia firmó en el 2016 un oficio que evidenciaba problemas financieros en la cooperativa, aunque prefirió no juzgar si la superintendencia, actualmente dirigida por Rocío Aguilar y Bernardo Alfaro, actuó oportunamente en este caso.

Los problemas identificados no eran tan graves y formaban parte del continuo ajuste entre la superintendencia y las entidades supervisadas, agregó Cascante, por lo que abogó por reformas reglamentarias para dar más solidez al modelo de supervisión basado en riesgos y reforzar la regulación sobre gobierno corporativo.

El caso de Coopeservidores ya está en manos de la Fiscalía, ya que la Sugef y el Conassif interpusieron denuncias penales contra algunos responsables o cabezas de la institución.

Al darse a conocer el proceso de resolución, se confirmó que Coopeservidores se dividirá en dos, un banco “bueno” que será vendido a una entidad financiera estable y un fideicomiso que administrará el banco “malo”.

El Banco Popular y de Desarrollo Comunal ya presentó su interés de participar y ahora deberán entregar al resolutor del Consejo Nacional de Supervisión Financiera la oferta, la cual será analizada por un período de dos semanas y puede que en este tiempo salgan otros interesados.

Con el dinero que se venda el banco bueno se pagará hasta un monto máximo de ȼ6 millones a los asociados y el que tenga más dinero de esa cifra podría asumir pérdidas de hasta un 20% al ser comprada la cartera.


Crónica de una muerte anunciada


  • 15 de mayo Conassif ordenó la intervención de Coopeservidores por un período de 30 días ante la preocupación de la Superintendencia General de Entidades Financieras por su estabilidad y solvencia. Encontraron deficiencias graves en la información reportada sobre operaciones de crédito y aplicación masiva de moratorias de pago sin gestión de cobro
  • 24 de mayo Óscar Hidalgo Chaves, quien ocupó el cargo de gerente general de Coopeservidores durante 18 años, fue despedido sin responsabilidad patronal.
  • 21 de junio Se aprueba proceso de resolución por un período de un año y se establece un banco bueno que se deberá vender y un banco malo que pasará a un fideicomiso.


Más supervisión


Tomar decisiones judiciales para que estos hechos no queden impunes es la recomendación que dan los expertos:

Gerardo Corrales

Economista
Economía Hoy

En este caso se viola el primer mandamiento de cualquier intermediario financiero, que es proteger el ahorro de los depositantes y se debe tener un consejo de Administración idóneo y con el conocimiento suficiente para alcanzar un plan estratégico y un sistema integral de riesgos.

Además, esas personas deben tener una formación financiera y ética de la alta administración que le impida cometer delitos de cuello blanco en contra de sus clientes.

Es hora que se haga justicia y que todos los responsables, directos o indirectos de este desastre, paguen las consecuencias legales y penales que correspondan.

Annabelle Ortega

Directora ejecutiva
Cámara de Bancos e Instituciones Financieras

La solidez del sistema financiero no está cuestionada por la situación de Coopeservidores y esto lo han indicado los representantes del Conassif y Sugef.

El Sistema Financiero cuenta con una serie de controles internos (de la entidad) y externos (de los reguladores) que precisamente se establecen para prevenir (vacunar) que estos casos no ocurran.

Estos controles van desde las Juntas Directivas, la alta gerencia, Comités, Auditorías, etc.; así como los órganos de supervisión; de tal forma que funcionen bien y coordinados para que cualquier situación que se presente pueda ser detectada y corregida. Si cada una de estas partes hace su tarea, estas situaciones no deberían presentarse.

Daniel Suchar

Analista financiero
Independiente

Costa Rica tiene un sistema financiero sólido y el monitoreo mensual a las entidades financieras es lo que permite a la Sugef y a Conassif poder intervenir a tiempo como en este caso.

Muchos han dicho que la acción fue lerda, pero es que debe seguir un protocolo.

Para blindar el sistema financiero tiene que darse una rigidez en la supervisión y que este tipo de procedimientos permita dar con los responsables.


NOTAS RELACIONADAS








© 2024 Republica Media Group todos los derechos reservados.