Enviar
Con aroma de mujer

Buena temporada ramonense, con una empresaria en el timón

Luis Rojas
[email protected]

Cuando Carmen Vargas tomó las riendas de la Asociación Deportiva Ramonense, muchos de quienes pensaban que este equipo era fiel candidato al descenso agregaron a su enfoque que “con más razón” se irían los poetas al precipicio.
Ahora, cuando ya nos acercamos a la etapa final del campeonato, los poetas no solo ya se salvaron del descenso, sino que encabezan su grupo con un alto grado de posibilidades de clasificar. Al parecer, se equivocaron quienes, cegados por el machismo, no valoraron a la nueva presidenta de Ramonense.
Pero, ¿que hay detrás de esta mujer, que confiesa con un poco de resentimiento que la discriminación de género es una de las tantas batallas que ha tenido que librar, tras su decisión de ser la presidenta de un equipo de la primera división?
Algunos directivos, cierto sector de la prensa y dirigentes han querido desacreditar a Vargas, que se aferra a Dios y a su estilo, para seguir gobernando con éxito a los ramonenses.
“La experiencia ha sido intensa, porque es más fácil montar una empresa que reorganizarla”, dice la dama, quien considera se le ha maltratado, principalmente en medios que “han sido muy groseros conmigo”, pero que no se arruga para decir las cosas en la cara.
Nunca ha desmayado, pese a que “a los equipos pequeños nos marginan mucho” y asegura que es una presidenta de perfil bajo, pero que asume las cosas con amor y pasión.
“Pueblerina” está entre los calificativos que a Carmen Vargas le han querido imponer y ella contesta que, “pueblerinos somos todos y yo me siento orgullosa de serlo”. Dice ser nicoyana y sentirse orgullosísima de ser guanacasteca, pero que también lleva a San Ramón en su corazón.
Carmen expresa que no hay secreto para tener una gestión exitosa; en lo deportivo no es un asunto de dinero, sino de actitud y amor a la camiseta; en lo financiero “es simple, si estás renovando una institución debes tomar las cosas con cautela; con precaución, no se puede estirar la cobija más de lo que esta da. En Ramonense durante 25 años nunca se había pagado puntual, pero yo no soy así; ofrezco lo que se puede pagar y por eso el día de pago ahí está la plata; tan sencillo como eso”.
Para Vargas el problema de muchos directivos es que no son empresarios y ven las cosas fáciles y sencillas, lo cual no es la forma responsable de dirigir a un equipo.
“Por eso son los problemas, las personas no siempre están de acuerdo, pero yo he ganado batallas y con ellas, respeto”, dice esta jerarca que asegura que son patrocinadores los que pagan la planilla, porque las taquillas no dan para tanto y que pese a que Ramonense tiene un sector fiel de afición y que la mayor parte de la junta directiva es de gran apoyo, todavía falta mucho para fortalecernos económicamente.
“Yo soy así y así seguiré siendo; cuando alguien dijo que iba a ascender Grecia, el año pasado, le dije que estaba equivocado, porque solo uno ascendía y ese era Ramonense; ahora no hemos ganado nada todavía, pero vamos por el máximo objetivo y que sepan que Carmen Vargas nunca quita el dedo del renglón”.

En pocas palabras

Carmen Vargas

Profesión: Publicista
Trabajo: Dueña de una boutique
Su apoyo: Dios y su esposo Luis Villalobos
Ella en frases:
“No queda algún directivo que se quiera robar el show”.
“Trabajamos como hormiguita, pondremos un gimnasio del equipo”.
“Pintamos el estadio y le pondremos las luces que tenía el Morera Soto”.
“No me interesa que me reconozcan, soy de perfil bajo y prefiero estar largo de los medios”.
“Si creo tener la razón la defiendo a muerte, aunque tenga a todo el mundo en contra”.
“El señor ‘cañón’ González (Carlos) fue mi inspiración; si él ha podido, yo puedo, me dije”.
Ver comentarios