Compre vivienda ya, antes que aumenten precios
Por el momento trasladar el costo al consumidor no ha sido necesario; en caso de seguir el alza, sí se tendría que tomar esa medida, dijo Fuad Farach, gerente general de RC Inmobiliaria. Gerson Vargas/La República
Enviar

Proyectos en construcción afectados por alza en materiales

Compre vivienda ya, antes que aumenten precios

Inventario existente fue construido a un costo más bajo que el actual

Comprar casa en este momento puede ser un buen negocio.

201405052251430.n11.jpg
El inventario existente tiene dos beneficios: fue construido con un tipo de cambio en ¢500, y no se ve afectado por el incremento en el costo de los materiales, que durante el primer trimestre fue del 6%.
Esta puede ser la mejor respuesta a un escenario en el que el tipo de cambio obligó a los desarrolladores a ajustar los precios de los proyectos que están en ejecución.
Esta tendencia continuará el resto del año, ya que los egresos de dólares serán mayores que los ingresos.
El ritmo al que estamos gastando en pago de deuda y factura petrolera e importaciones —de bienes intermedios y finales—, supera por mucho al que se espera crezcan los ingresos por exportaciones de bienes, servicios y los generados por el turismo.
Al estar los precios del mercado inmobiliario fijados en dólares, es probable que exista presión para que el costo final de los inmuebles aumente también.
Esto no es un detalle para extrañarse, ya que durante el primer trimestre hubo un repunte en el precio de los materiales de construcción, lo que a final de cuentas se traduce en un mayor costo del inmueble para el consumidor.
Un alza del 6% fue lo que sufrieron los precios de la construcción, superior al 1,5% percibido en el mismo periodo de 2013, de acuerdo con cifras del INEC.
Ese incremento rompe una tendencia de estabilidad.
Entre febrero de 2012 y enero de este año los precios incluso disminuyeron.
El mayor cambio se notó a partir de febrero, mes en el que se dispararon los costos sobremanera, seguido de marzo, cuando siguió el repunte aunque con menor fuerza.
El tipo de cambio es factor determinante en el aumento en los precios de los materiales de construcción.
Esto, a pesar de que se trate de un sector de la economía que está en su mayoría dolarizado, desde los contratos iniciales hasta el precio final para el consumidor.
En febrero y marzo el dólar se liberó de la cadena de los ¢500.
Al analizar al detalle cuáles materiales percibieron una mayor alza, sin duda los explosivos y las tuberías de plástico lideran la lista.
Terminar con la estabilidad que se vivió en los últimos dos años, significa un mayor gasto por parte de los desarrolladores, pero también se termina convirtiendo en una preocupación para el consumidor final.
Para el desarrollador significa realizar una mayor inversión, a raíz de un contrato de mayor costo por parte de las constructoras.
Aquellos que negociaron antes que los meses de febrero y marzo llegaran, no se vieron afectados, si estos estipulaban que independientemente de un aumento en los precios o no, el costo de la construcción se mantendría.
El impacto en el costo de las obras es la principal consecuencia de los cambios percibidos en los primeros meses del año.
Lo anterior se debe a que un importante porcentaje de la estructura de costos de una obra corresponde al rubro de materiales, explicó Guillermo Carazo, presidente de la Cámara de Construcción.
Por ejemplo, incrementar en un 3% las viviendas fue una acción inmediata por parte de la Constructora del Este.
Esto se suma al simple hecho de que el tipo de cambio, al subir, aumentó el precio de un hogar en los primeros meses del año, ya que se venden en precios dolarizados.

María Fernanda Cisneros
[email protected]
@mcisnerosLR

Javier Adelfang
[email protected]
@La_Republica

Ver comentarios