Compradores de autos aprovechan crisis italiana
Enviar
Compradores de autos aprovechan crisis italiana

Alessandro Cardini podría beneficiarse con la desesperación que se ha apoderado de una Italia acosada por su deuda aplazando el reemplazo de su Opel Corsa de diez años de antigüedad.
El gerente milanés de 40 años planeaba comprar un auto nuevo desde hacía meses.

Ahora, con la caída del gobierno italiano por las medidas de austeridad y los crecientes costos de la deuda, esperará un poco más con la esperanza de obtener un descuento más jugoso de concesionarias en serios apuros económicos, creando un “círculo vicioso” en la industria automotriz, según Federauto, la asociación italiana de vendedores de autos.
“Quizá paguemos un precio más bajo por un auto nuevo el año que viene, así que vale la pena esperar un par de meses”, explicó Cardini. “La crisis hará que las concesionarias estén aún más dispuestas a dar un mayor descuento”.
La caída de la actividad económica italiana está teniendo un fuerte impacto en el mercado automotor europeo porque el país sólo es superado por Alemania, Francia y el Reino Unido en ventas de vehículos.
Las entregas de automóviles en Italia, donde tiene su sede Fiat SpA, cayeron 11% en los primeros nueve meses de 2011, provocando una baja de 0,9% en el mercado automotor de la región, según la Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles.
General Motors Co. esta semana abandonó su objetivo de cubrir los gastos este año en Europa, donde produce los modelos Opel y Vauxhall, debido a que la situación económica está empeorando en la región. Fiat, que vendió alrededor del 30% de sus autos en Italia el año pasado, tiene dificultades para terminar con las pérdidas en Europa, que según los analistas llegan a 800 millones de euros anuales.
“Los productores podrían sobrevivir a esta crisis gracias a las ventas en otros mercados, como Brasil y China; las concesionarias, no”, expresó Filippo Pavan Bernacchi, titular de la asociación italiana de concesionarias Federauto, cuya familia vende vehículos Fiat cerca de Padua, al norte de Italia, desde hace más de sesenta años. “Algunas concesionarias están eliminando puestos de trabajo; otras desaparecerán. Estamos en un círculo vicioso. Nos estamos destruyendo unos a otros”.
Los descuentos oscilan entre un 10% y un 20% para los autos nuevos y pueden llegar al 35% en el caso de los vehículos llamados cero kilómetro, que son autos nuevos que han sido registrados como usados para poder ser vendidos a un precio más bajo, dijo Bernacchi.
La ola de descuentos en Italia ha llegado a otros mercados. PSA Peugeot Citroën informó una caída de 1,6% en los ingresos por autos en el tercer trimestre luego de que en Europa los precios se deterioraran “drásticamente” en septiembre.
“Resistimos la presión sobre los precios, que afectó a todos los segmentos de autos, pero en septiembre tuvimos que reaccionar” para defender nuestra cuota de mercado, explicó Jean-Baptiste Mounier, portavoz de la automotriz con sede central en París.
“El mercado europeo sigue siendo increíblemente poco provechoso”, declaró el máximo responsable ejecutivo de Fiat Sergio Marchionne en una llamada en conferencia del 28 de octubre. “El mercado italiano va a ver volúmenes que no vemos desde 1996. De algún modo hemos perdido quince años de crecimiento de mercado”.

Bloomberg

Ver comentarios