Logo La República

Sábado, 15 de diciembre de 2018



NACIONALES


Compra de Citi por Scotia favorecería al consumidor

| Miércoles 15 julio, 2015



Casi empatados en banca privada Scotiabank y Bac

Compra de Citi por Scotia favorecería al consumidor

Adquisición es en Costa Rica, así como en Panamá



La adquisición de parte de Scotiabank de la banca personal y comercial de Citigroup Costa Rica debería ser favorable para los consumidores, ya que consolida los servicios de dos entes con respaldo internacional.
Con la compra, Scotiabank Costa Rica podría generar mayor confianza en el mercado, al quedarse casi empatado con BAC San José, como el banco privado más grande del país.
Se trata de unos $2.035 millones de Scotiabank, después de la adquisición, en comparación con $2.365 millones de BAC, de acuerdo con los datos de mayo de la Sugef, ajustados por el valor estimado por los activos de Citi sumados a los de Scotiabank.
Además, Scotiabank sería una competencia en tarjetas de crédito, al quedarse con alrededor del 15% del mercado, de acuerdo con el ente.
BAC Credomatic, la operación tarjetera de Grupo Aval en Costa Rica, sigue siendo el líder en este negocio.
Con la adquisición, Scotiabank contará con 52 sucursales, 17 más de las que actualmente tiene, para atender a los 282 mil clientes que se suman de ambas operaciones.
Actualmente, Scotia atiende a 110 mil clientes.
Serían 14 bancos que operan en Costa Rica, una vez que la adquisición sea aprobada, probablemente antes de finales del año.
De los 14, hay cuatro públicos y diez privados, de los cuales ocho tienen capital extranjero.
Como parte de la transacción, Scotiabank al mismo tiempo adquiere las operaciones de este mismo segmento de la banca en Panamá, alcanzando el 18% del mercado de tarjetas de crédito, llegando a la segunda posición del segmento.
Por otra parte, Citi continuará operando en ambos países, atendiendo a los clientes institucionales y de Wealth Management.
Hasta que se complete el proceso de la venta, Citi continuará con sus operaciones costarricenses de forma normal.
El 14 de octubre de 2014, Citi anunció acciones estratégicas para acelerar la transformación de la Banca de Consumo Global, incluida la venta de sus negocios de consumo en 11 mercados, entre los que se encuentran Costa Rica, Panamá y el resto de Centroamérica.

Entrevista Especial Jean-Luc Rich, gerente general Scotiabank
“La banca internacional está para quedarse”

La banca internacional está para quedarse, no hay otra forma de ver esta transacción, dijo Jean-Luc Rich, gerente general de Scotiabank, al explicar el mensaje que dan al adquirir la operación de banca personal y comercial de Citibank.

¿Por qué hicieron esta compra?
Lo vemos como una operación que se complementa, ya que por un lado Scotiabank está muy posicionado en banca corporativa, en hipotecas, en carros, en leasing, pero poco en tarjetas.
Por otro, está Citibank con poco en hipotecas, prendas, pero mucho en tarjetas y bastante en préstamos personales y algo de comercial.
Juntar los dos tiene mucho sentido, ya que nos da un libro muy balanceado entre el corto plazo y el largo plazo, entre dólares y colones, nos desdolariza un poco, así que nos permite brindar una oferta de valor mucho más amplia a los clientes de ambos bancos.

¿Cuándo se cerró la operación, desde cuándo vienen con las conversaciones?
El lunes por la noche, todo está muy fresco.
Empezamos conversaciones en noviembre, pero luego paramos, fue cuando Banco Popular de España comenzó a interesarse en Citi.
Luego a finales de febrero, inicios de marzo, ellos nos tocaron la puerta y volvimos a ponernos en contacto con el interés de la adquisición.

¿Cuánto cree que dure la autorización de la transacción?
Creo que todo debería de finalizar en enero de 2016.
La autorización puede ser rápida, un par de meses. Dependerá mucho de si tiene que entrar la Comisión para Promover la Competencia del Ministerio de Economía, para valorar todos los temas para el consumidor, no estoy seguro de ello.

¿No les dio miedo la cartera de Citi?
Es una cartera que ya tiene su madurez, Citi no llegó ayer, la compra de Banco Uno y Cuscatlán fue ya hace tiempo, por eso no hay preocupaciones mayores.

¿Esto le da más fortaleza a Scotiabank en el mercado para competir?
Sin duda, a nosotros nos da acceso a duplicar la base de clientes. Pasaremos de unos 110 mil a más de 280 mil clientes, ya tenemos liderazgo en varios rubros en el mundo de la captación de la banca privada, y sin duda queremos apalancar eso más.
Tenemos dos organizaciones complementarias que comparten valores y sobre todo un gran enfoque en el cliente.
Como banco estamos adquiriendo un montón de talento, y eso es importante, la gente de Citibank sabe bien de tarjetas y nos van a traer un “know how” que no tenemos, y la verdad encantados de tenerlos ahora.

¿Qué les dice a los clientes de Citi y a los de Scotiabank?
Básicamente no hay cambios, las condiciones son las mismas, los contratos también, hay una continuidad en lo que recibían de Citi y para los de Scotiabank es igual.
Con el tiempo, ya con el control de la operación, una de las cosas que vamos a mirar es la de mejorar la propuesta de valor y extender la propuesta de tarjetas a ambos bancos, pero ante todo tenemos que ver el proceso de integración.

¿Qué mensaje tiene para sus nuevos empleados?
Estamos en un compás complicado hasta que se dé la autorización de Sugef, así que aún no son empleados nuestros, pero la alegría es grande de tenerlos en un futuro en nuestro equipo.
Hoy somos unos 1.200 empleados en Scotiabank, con lo que agregaríamos unos 800 nuevos, así que tendremos más de 2 mil, el enfoque es para el cliente, en el mediano plazo no pasaría nada, queremos trabajar juntos y crecer, ese es el mensaje.