Enviar
Entidad ha tenido que esperar más de un año por reposición de aparatos dañados
Compra a China afectó al ICE

• Intercambio con proveedores chinos incluye adaptación y conocimiento que muy pocos asumen

Ernesto José Villalobos
[email protected]

Al iniciar los procesos de entrenamiento para utilizar los equipos de fibra óptica, los empleados del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) se toparon con una sorpresa que nunca antes les había ocurrido: los dispositivos, recientemente comprados a China, no funcionaban.
Los aparatos dieron problemas en ámbitos diversos, desde sencillos bloqueos de la operación hasta quebraduras en las partes que permiten llevar a cabo el empalme de las fibras.
Ante esta situación, el ICE solicitó la reposición inmediata de los 40 equipos, lo cual no fue posible ejecutar en un solo embarque —como sí había ocurrido en la entrega inicial— sino de tres en tres, según solicitud del proveedor chino.
Casos como el anterior obligan a pensar en que si Costa Rica aspira a establecer un Tratado de Libre Comercio (TLC) con China, los negociadores tendrán trabajo para homologar los servicios en áreas claves que permitan el intercambio comercial.
La adquisición de esas 40 máquinas que utiliza el ICE para enlazar líneas de fibra óptica, por un monto de $316 mil, se vio complicada debido a la diferencia entre los trámites aduanales en China y Costa Rica.
Se trata de disyuntivas en los requerimientos para desalmacenar bienes y los procedimientos para reingresar productos que por alguna razón deban ser devueltos a sus exportadores originales en China.
Lo anterior interfirió, según lo explicado por empresarios nacionales, en los tiempos de entrega de los bienes, que después de haber sido adjudicados en octubre de 2007, serán recibidos a entera satisfacción por el ICE, hasta finales de este mes.
Mediante licitación abreviada, el Instituto adjudicó a la empresa E.E. América, Inc. —conocida comercialmente como Electronic Engineering S.A.— la adquisición de 40 máquinas de empalmar fibra óptica a través del método de fusión.
El proveedor seleccionado por Electronic Engineering dentro del proceso fue la firma Nanjing Jilong Optical Communication Co., el cual después de adjudicada la compra, envió los equipos a Costa Rica.
En cartas remitidas a los adjudicados, el ingeniero Carlos Araya, administrador del contrato licitatorio por parte del ICE, adujo que si bien la institución era “consciente de la buena disposición de Electronic Engineering para normalizar y finalizar la entrega de las fusionadoras, esas máquinas son de suma importancia para atender las averías provocadas por tormentas el país” y se requerían con prontitud.
“Este tipo de situaciones, en las que hay que reponer equipo, no es algo extraño. A lo largo de 35 años de proveer equipos al ICE nunca hemos quedado mal, y esta no será la excepción… si bien en esto lo que más llama la atención es el atraso en la reposición de las máquinas, es algo que está fuera de nuestras manos, pues tuvo su origen en procesos aduanales”, explicó por su parte Rosario Peraza, gerente de Ventas de Electronic Engineering.
Si bien el factor precio es de suma importancia en la adjudicación de compras, el sector empresarial costarricense deberá tomarse en serio las diferencias culturales, a la hora de hacer negocios con proveedores chinos, aducen expertos en Comercio.
“Nuestra experiencia en China señala como obligatorio invertir en viajes a la propia sede de los proveedores para estrechar los lazos que serán fundamentales posteriormente, para obtener los mejores resultados en el intercambio comercial”, apuntó Emmanuel Hess, gerente general de la Promotora de Comercio Exterior.



Ver comentarios