Enviar
Empresarios vislumbran oportunidad de negocios alquilando torres a nuevos competidores
Compañías competirán por torres celulares
Arrendar las infraestructuras para ofrecer el servicio de telefonía celular permitirá a los operadores ahorrar dinero y tiempo

Empresarios con visión anticipan que instalar redes celulares en el país es un buen negocio, previendo que los tres competidores que serían autorizados para disputar un espacio en el mercado de telefonía celular, tras la apertura, preferirán alquilar la infraestructura.
La situación es entendible; el ingreso al país es caro, el mercado reducido, y una forma de mitigar el costo inicial es arrendar la plataforma que se utiliza para operar, ahorrando tiempo y dinero.
Sin embargo, este negocio también tiene éxito en otros países donde los operadores de telefonía celular alquilan las torres a terceros, que pueden compartirlas entre dos o más inquilinos.
En el mercado local ya existen dos empresas que apuran trabajos y es posible el surgimiento de más.
La actividad será regulada por la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel), responsable del ordenamiento de estas construcciones para evitar una saturación.
El primer caso es el de Alta Vista Towers, empresa que planea levantar unas 200 torres con una inversión de $10 millones.
“Tengo mucha experiencia en Costa Rica en negocios como publicidad exterior. Cuando se dio la noticia de la apertura del mercado de telecomunicaciones, estaba en Puerto Rico y convencí a mis socios de venir a investigar”, dijo Nicholas Van Slyck, gerente de Alta Vista Towers.
Esta empresa lleva dos años trabajando en la búsqueda de terrenos, equipo y en aspectos técnicos, para desarrollar una red con cobertura nacional para arrendar.
Han tenido acercamientos con posibles inquilinos, que ven buen negocio en el alquiler.
Otra de las empresas es Costa Pacífico, que igualmente alista infraestructura de cobertura nacional.
Aunque se localizó a su propietario, Gabriel Chernacov, no fue posible entrevistarlo.
Los trabajos de esta empresa están muy avanzados, especialmente en las zonas definidas como prioritarias por el alto tráfico de llamadas.
El negocio es visto por los reguladores de la industria como un impulso para el mercado. Al promover el uso compartido, se llega más rápido a la densidad necesaria para que la cobertura de la señal celular sea más eficiente.
“Estas empresas vendrán a apoyar el desarrollo de infraestructuras de telecomunicaciones en el país”, consideró Glen Fallas, ingeniero de la Sutel.
Este año, empresas dedicadas a este negocio, compraron antes que el ICE terrenos que este tenía identificados, reconoció Pedro Pablo Quirós, presidente de la entidad.

Daniel Chacón
[email protected]
Ver comentarios