¿Cómo lidiar con el estrés de fin de año?
Enviar

¿Cómo lidiar con el estrés de fin de año?

Tensión afecta rendimiento laboral

El final del año influye en el desarrollo de las actividades cotidianas y el trabajo no queda exento de eso.
Con esta época, llegan los planteamientos acerca de las metas cumplidas, la frustración por lo faltante, la acumulación del estrés y los cuestionamientos acerca de lo que vendrá.

201412300012010.codd.jpg
Esta situación provoca que a muchas personas les cueste levantarse por las mañanas y experimenten dolores de cabeza con mayor frecuencia, al igual que los musculares. Lo anterior se puede diagnosticar como “estrés de fin de año”.
Esta sensación se agudiza cada cierre de año porque habitualmente en esta fecha se cierran procesos, se hacen presupuestos para el próximo año y se cierran ciclos, según especialistas.
Sin embargo, este tipo de padecimiento puede ser aminorado por una adecuada política laboral de incentivo y motivación para el empleado, que tienda a neutralizar la sensación de cansancio y a estimular el pensamiento positivo y constructivo.
Los especialistas de recursos humanos entienden que el estrés se da porque en este periodo se ingresa en una cuenta regresiva hacia el fin de año, y se inicia una carrera contra el tiempo, tratando de cumplir con todas las tareas postergadas.
Una de las formas de lograr la disminución de ansiedad en el trabajo implica el establecimiento de metas a corto plazo, que permitan percibir los logros de manera más próxima. Así, el empleado siente satisfacción por contemplar su trabajo finalizado.
También se pueden definir bonos relacionados con el rendimiento a fin de año, dar la oportunidad de tomar medio día para atender temas personales, ofrecer horarios flexibles y organizar celebraciones de fin de año dentro de las oficinas, así como ofrecer objetivos alcanzables.
“Al enfrentar el fin de año, debemos ser pacientes, no acelerarnos ni sobrecargarnos de trabajo o compromisos, debemos aprender a decir que no y evitar hacer todo lo que no hicimos en todo el año de una vez. Las tareas que queden pendientes, más que un problema, se pueden convertir en un motivador y en un desafío para el próximo año”, comentó Priscilla Arias, psicóloga laboral.

Fabiola Vargas
[email protected]
@FabiVSola



Ver comentarios