Logo La República

Martes, 20 de noviembre de 2018



COLUMNISTAS


¿Cómo explicar el empeño de los alcaldes?

Carlos Denton [email protected] | Miércoles 20 mayo, 2015


Puedo identificar acción tomada por el alcalde de mi cantón para mejorar mi calidad de vida. ¿Puede usted decir lo mismo?

¿Cómo explicar el empeño de los alcaldes?

En el último mes me he dedicado a preguntar a los amigos si conocen el nombre del alcalde del cantón donde residen. Puedo reportar que la mayoría no lo sabe y tampoco conoce el partido político que representa el que gobierna localmente donde viven.
Aparte de recoger la basura y cobrar por las licencias de construcción, menos aún conocen las funciones de las alcaldías.
¡Admito que no conozco quién es el alcalde del cantón donde resido; estoy igual de ignorante como la mayoría de mis amistades en ese sentido. Me han dicho el nombre dos o tres veces pero se me olvida.
Estoy agradecido con él porque en el último año ha construido cordón y caño frente a mi casa y luego pavimentó la calle. No sé si esto me provoca votar por su reelección, pero estoy más motivado merced de la obra.
El poco interés y conocimiento de los gobiernos cantonales ha significado que relativamente pocos votan en las elecciones para escoger alcaldes, regidores y síndicos. Al prestar poca atención el electorado a las alcaldías, lamentablemente ha hecho posible la llegada a estas posiciones de elección popular de personas de poco talento y empeño.
En 2014 los gobiernos cantonales no pudieron utilizar 307.000 millones presupuestados para usarse en obras locales en muchos casos de vital importancia. Incluso la misma alcaldía de la capital costarricense ha subejecutado año tras año en por lo menos 30 por ciento el presupuesto asignado; hay gobiernos locales que devuelven más de la mitad de los recursos designados cuando llega el final del año.
La Contraloría ha dicho que si se pudiera eliminar la subejecución en los presupuestos —y no es solo en los cantones que esto ocurre— se podría reducir el déficit fiscal en un por ciento del PIB. Quizás sería importante que los diversos gobiernos e instituciones se abocaran a presupuestar de forma más realista antes de estar pidiendo más impuestos al pueblo.
¿Será posible inyectar un poco de dinamismo e interés en las elecciones cantonales del 7 de febrero? Una manera de hacerlo sería atrayendo candidatos a los puestos con ideas nuevas para mejorar la calidad de vida de los habitantes. A mí me gusta el cordón y caño y la calle pavimentada frente a mi casa, pero todavía más entusiasmado estaría si la policía municipal comenzara a patrullar en mi barrio con cierta regularidad. Quizás votaría por un candidato a alcalde que ofreciera ampliar y mejorar la policía municipal.
Después quisiera que el gobierno municipal negociara con Fuerza y Luz para enterrar todo el alambrado tan desagradable a la vista que pasa por la vía. Pudieran transferir parte del presupuesto que no tiene capacidad de usar a la empresa eléctrica que por todo lo leído desesperadamente necesita recursos monetarios frescos para poder sobrevivir.
En el caso mío, puedo identificar acción tomada por el alcalde de mi cantón para mejorar mi calidad de vida. ¿Puede usted decir lo mismo?

Carlos Denton
[email protected]