Enviar

Cómo comprar un libro electrónico

Cada vez se lee más en forma digital. Las principales características de los e-readers y otros dispositivos

201402182218420.cod.jpg
Hubo un tiempo en que los libros eran solo de papel. Pero eso, parece que fue hace mucho tiempo. Hoy todo cambió. En el mundo, cada vez son más las personas que leen en forma digital. En el Reino Unido, por ejemplo, la venta de libros digitales crece a tasas mayores al 130% anual. Y en Estados Unidos, el 20% del mercado editorial ya es digital.
La lectura digital llegó para quedarse. Ahora, ¿qué dispositivo conviene comprar? Las alternativas son múltiples: desde los e-readers (equipos especialmente diseñados para la lectura), hasta las tablets (cuyas pantallas grandes facilitan la lectura), o los más modernos celulares inteligentes, que permiten descargar y leer obras literarias. Todos estos dispositivos son buenas opciones para quien disfruta de una buena lectura.
Los e-readers son muy populares en Estados Unidos, ya desde 2007, cuando la librería Amazon lanzó su primer Kindle. Fue el primero de la especie que se conectó en forma inalámbrica, a través de las redes 3G, y permitió así descargar títulos sin necesidad de estar conectado, mediante un cable, con una computadora.
Los e-readers tienen una gran ventaja, que es la tecnología conocida como “tinta electrónica”, lo más parecido a estar frente a un libro de papel. No cansa la vista y, a diferencia de otros dispositivos, se comporta de manera aceptable bajo la luz del sol.
Pero los e-readers solían tener algunas desventajas. Al no estar iluminados, necesitaban una lámpara adicional para leer de noche. Además, no se les podía bajar aplicaciones que le agregaran nuevas funcionalidades. Ahora esto es posible en e-readers de última generación, como el Kindle Paperwhite de Amazon.
De la vereda de enfrente están las tabletas y los celulares, que son equipo para múltiples funciones, una de las cuales es la lectura. Tanto en el entorno Android (de Google) como el iOS (de Apple) estos equipos se conectan a tiendas virtuales desde las cuales se pueden descargar libros. Se comportan como verdaderas bibliotecas virtuales. Los defensores del e-reader aseguran que tablets y celulares cansan más la vista, porque usan pantallas de LCD.
Las tabletas más recomendables para la lectura son aquellas que tengan pantalla de siete pulgadas, un tamaño equivalente al del libro tradicional. Esto garantiza un agarre más favorable. Además les juega a favor el peso: mientras un equipo de siete pulgadas está en 270 gramos, los de diez duplican ese valor. Y eso se siente, al poco tiempo de iniciar una sesión de lectura.
Otro factor a tener en cuenta a la hora de comprar un dispositivo para leer es el tipo de plataforma al que se conecta. Los e-readers de librerías (como el Kindle, de Amazon, o el Nook, de Barnes & Noble, por ejemplo), suelen ser “cerrados” a los formatos que esas librerías comercializan. Otros dispositivos son más abiertos y leen libros en todos los formatos.
Elija el que se elija, cualquier equipo será el mejor, siempre que del otro lado haya un buen título para leer. Pero para esa otra selección, cada uno sabrá cuáles son sus propios gustos e intereses.
 

Por Ricardo Braginski
[email protected]
Desde Buenos Aires, Argentina



Ver comentarios