¿Cómo aventurarse en un emprendimiento femenino y tener éxito?
Enviar

Atender mercados diferentes, generar productos innovadores y de mayor valor agregado, así como tener su propia empresa es lo que motivó a las ganadoras del concurso para emprendedoras realizado por este medio para esta edición especial del Día Internacional de la Mujer.
Ximena Esquivel, propietaria de Ximena Esquivel Joyería; Priscilla Pérez, de Golden Natura; Rossella Selmi, de la Pequeña Granja, y Grettel Ibáñez, socia de Geofortis, son las ganadoras este año.


Encontrar una pasión, no tener miedo a luchar y tomar riesgos, son algunos de los consejos que dan estas cuatro emprendedoras a otras mujeres que están empezando su propio negocio.

Ximena Esquivel
Propietaria
Ximena Esquivel Joyería


Experimentando con juegos de kits de abalorios y elásticos desde pequeña, fue que le nació el gusanito de la joyería a Ximena Esquivel, la empresaria que realiza joyería en plata.
Esquivel estudió diseño publicitario, tomó clases de orfebrería para especializarse y trabajó administrando un hotel para ganar los recursos y montar su propio taller.
Sus productos se pueden encontrar en los aeropuertos Juan Santamaría y Daniel Oduber, en los hoteles Four Season, Dreams Las Mareas, Riu y en el Real Intercontinental.
Además en Apartado Creativo, El Cajoncito, Kukara Makara, MADC y en ferias de diseño.
Balancear su tiempo ha sido el reto principal, ya que con su propia empresa no tiene horario, por lo que tiende a ser adicta al trabajo.
“La joyería es mi pasión y experimentar a diario con ella ha sido un sueño”, agregó.
Su próxima meta es abrir una tienda online que estará lista en el primer semestre de este año.
Además busca iniciar el proceso de exportación y abrir una tienda física.
“Me gustaría interactuar más con mis clientes y ofrecerles una variedad más amplia de productos”, finalizó Esquivel.

Grettel Ibáñez
Socia
Geofortis

201603072159370.xzxz.jpg

La empresa se especializa en construcción de obras geotécnicas y nació de la visión de Ibáñez junto con otros ingenieros.
“Me impulsó la pasión por la ingeniería geotécnica y valía la pena tomar el riesgo”, dijo Ibáñez.
Desde hace 17 años trabaja como ingeniera y afirma que afronta retos todos los días, pero los resuelve con dedicación y trabajo en equipo.
El proyecto en pie de Geofortis más importante es el paso Intermedio en Paso Ancho, además trabaja en Centroamérica en otras obras constructivas.
Al inicio se focalizó en el desarrollo de proyectos turísticos en las zonas costeras.
En 2007 inició con la construcción de cimentaciones profundas donde participaron en los principales proyectos eólicos e hidroeléctricos del país.
“El año pasado cumplimos diez años y fue un momento que me generó un sentimiento maternal por Geofortis, es como un hijo que va creciendo y se fortalece cada vez más”, agregó Ibáñez.
El principal consejo que les da a otras mujeres que quieran crecer en el mundo empresarial es enfrentar los obstáculos con perseverancia.

Priscilla Pérez
Gerente general
Golden Natura

201603072159370.15PRISCILLAPEREZ (ESTEBAN).jpg

La empresa se dedica al cultivo y comercialización de la fruta uchuva.
La idea de producir este fruto en Costa Rica nació hace dos años en un viaje de trabajo que realizó la fundadora a Colombia, donde observó los beneficios y la facilidad de cultivar la planta en una finca en La Luchita de El Guarco, en Cartago.
En este lugar se da trabajo a productoras de escasos recursos y en algunos casos, jefas de hogar.
“Iniciar una empresa no es fácil. Requiere sacrificio, esfuerzo y trabajo. Parte de las dificultades con las que me he topado ha sido el trato que se le da al agricultor”, dijo Pérez.
Golden Natura vende la uchuva en Muñoz & Nanne, Pasoca, Cenada, MiFinquitaExpress, GoodGreens.cr, Amalur y hasta en Coco Beauty and Spa, en Tamarindo, Guanacaste.
En el sector agrícola, aún se da una diferencia entre hombres y mujeres, asegura la empresaria.
“Muchas veces para negociaciones con clientes o proveedores hombres mayores, he tenido que apoyarme completamente en mi socio y dejar que él se encargue”, agregó Pérez.
El principal consejo que imparte a otras empresarias que quieran crecer con su negocio es no dejarse llevar por los comentarios que se hacen en contra del esfuerzo y trabajo.
“Todos somos fuertes y capaces si nos proponemos metas claras. Cualquiera que se proponga una idea o meta debe trabajar muy duro todos los días para lograrlo”, finalizó la empresaria.

Rossella Selmi
Propietaria
La Pequeña Granja

201603072159370.15-ROSELLASLINNI (GERSON).jpg

La iniciativa de Rossella Selmi de dedicarse a la producción y comercialización de cosméticos a base de leche de cabra para la belleza y la salud de la piel, nació con el objetivo de contar con su propia empresa y disponer de su tiempo para materializar sus metas.
Innovar con una línea de productos competitivos no solo en el mercado nacional sino también en el internacional, incluidos Estados Unidos y Canadá, es uno de sus mayores logros.
La Pequeña Granja se puede encontrar en los principales supermercados del país, así como en tiendas de productos naturales y de artesanías.
El obstáculo más grande que ha tenido que superar es equilibrar el tiempo entre ser mamá, esposa y empresaria.
La emprendedora asegura que se ha beneficiado del servicio de varias instituciones que apoyan a la mujer para gestionar su financiamiento, capacitaciones y charlas empresariales.
“Es satisfactorio haber formado un equipo de trabajo que cree en este proyecto y que va creciendo profesionalmente junto con la empresa”, dijo Selmi.
Recomienda mejorar el acceso a fuentes de financiamientos que ayuden a las pequeñas empresas a satisfacer la continua necesidad de crecer.


Ver comentarios