¿Cómo resolver conflictos con compañías extranjeras?
Enviar

El proceso de internacionalización y globalización que viene atravesando la economía mundial, donde los negocios con clientes, proveedores y socios se realizan en diferentes partes del planeta, ha puesto sobre la lupa al arbitraje internacional como principal instrumento utilizado para dirimir las crecientes controversias que se suscitan entre alguno de estos agentes.

El arbitraje se presenta como un mecanismo útil para la resolución de conflictos por varios motivos: es relativamente simple, rápido, flexible y confidencial vis-à-vis lo que se observa en la mayoría de los Tribunales Nacionales de Justicia. A medida que las interconexiones entre clientes y mercados se han venido intensificando, también se han incrementado los litigios y los arbitrajes para resolverlos. A título ilustrativo, un total de 966 nuevos casos ante la Corte de la Cámara de Comercio Internacional fueron presentados en 2016, involucrando a 3099 partes de 137 países. Esto constituye un récord absoluto para la CCI en sus 95 años de historia. Una situación similar fue señalada por la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), la cifra de demandas de empresas contra gobiernos ante los tribunales de arbitraje ha pasado de 38 en 1996 a 700 en 2016.

Esta realidad requiere de acciones concretas en un país como Costa Rica, que históricamente ha promocionado un sistema de mercado libre de bienes y servicios, el impulso del comercio, el fomento de inversiones y la autorregulación de los negocios internacionales. La comunidad académica y empresarial costarricense juega un rol cada vez más activo en la preparación formulación de políticas que afectan las transacciones en las negociaciones internacionales, y el arbitraje como método natural viralizado de solución de conflictos no debe escapar a ello.

Un buen punto de partida sería la contratación de estudios jurídicos locales -juntamente con aquellos más especializados en la materia – para dirimir conflictos que involucren alguna parte costarricense. El elevado nivel de los profesionales del derecho que se observa en el país, el objeto sobre el cual suelen apoyarse los arbitrajes - esto es comercio, minería y medio ambiente – y el hecho de que la única forma de especializarse en un proceso que va construyendo sus propias reglas a medida que avanza es participando del mismo, así lo demanda.    [Hoy, tomando como ejemplo los arbitrajes sobre inversiones, casi todos los casos son manejados por 20 bufetes de abogados: 15 norteamericanos y 5 del Reino Unido.] Costa Rica cuenta con los abogados con la experiencia necesaria para acompañar o liderar un proceso de arbitraje con una compañía extranjera, lo cual deviene en ahorro en costos para las empresas locales.  También es importante pensar en opciones de litigio conjunto, lo cual también resulta en menores gastos para las empresas.  De cualquier forma, es importante tomar en cuenta esta herramienta que puede traer beneficios como solución de conflictos entre empresas, para utilizarla de la mejor forma. 

Juan Andrés Nava
Abogado
Pacheco Coto
[email protected]
www.pachecocoto.com
25050900 

Ver comentarios