Logo La República

Sábado, 16 de enero de 2021



NOTA DE TANO


¡Cómo le cuesta al León hallar la red!

Gaetano Pandolfo [email protected] | Viernes 04 diciembre, 2020

Adolfo Machado, baluarte en la defensa manuda

Frente al Real Estelí, el Alajuelense mostró el mismo rostro que lo ha caracterizado desde que Andrés Carevic es su director técnico.

La Liga es un equipo alegre, que juega a la ofensiva, que genera mucho fútbol en territorio enemigo, pero el “Gordo” no siempre le llega.

Gana muchos partidos como éste a los pinoleros, en que vence con angustia y marcador apretado, y son menos los triunfos con resultados tranquilos y holgados, premio a su accionar en la cancha.

El juego contra el Real Estelí fue copia al carbón de decenas de partidos similares de los pupilos del emotivo estratega argentino.

Lea más: Alajuelense es el mejor visitante en la historia de torneos cortos

El León ataca y ataca y ataca, por todos los costados del rectángulo, le dan duro a la piñata, pero los confites no caen al suelo.

Repasemos el juego ante los pinoleros.

Dominio total de los manudos; el rival atrincherado, ordenado, resistente, a la espera de sorprender con algún contraataque. Logró su premio con el gol del empate en el cierre de la inicial.

Pregunto.

¿Fue exigido el portero Rodrigo Romo?

La respuesta es no. Solo tuvo una intervención de apremio achicando a Bryan Ruiz.

¿Estrelló la artillería eriza remates en los postes. Sacó la retaguardia pinolera balones que ya entraban a la red?

La respuesta es negativa.

Lea más: Alajuelense es el nuevo amo y señor de las redes sociales en Centroamérica

¿Perdieron Saborío, Montenegro, Martínez, Ruiz, López, oportunidades claras de gol?

La respuesta es no.

Idéntico el desarrollo del partido a decenas de juegos del Alajuelense, desde los tiempos de Allen Guevara, Ariel Lássiter, Marco Ureña, Jonathan McDonald.

Sinceramente es un desperdicio de fútbol el que presenta el Alajuelense, volcado siempre a la ofensiva y perdiendo, empatando o triunfando por la mínima diferencia. Los afanes ofensivos que ordena Carevic, deberían tener un premio mayor.

Son muy pocos los juegos que la Liga resuelve temprano. Frente al Real Estelí, Martínez, López, Ruiz, Zabala, todos remataron desviado con las redes dispuestas. El León, tampoco es muy efectivo en las “bolas muertas”, entonces, ganando por la mínima se sufre más de la cuenta y eso le pasó con los pinoleros.

Por poco y empatan 2-2 en el cierre del juego, llega la lotería de los penales y el León perfectamente pudo quedar eliminado, consecuencia de no ser un equipo letal, efectivo, productivo, que corone en los cordeles del portero enemigo, tanta generación de fútbol ofensivo. De cara a las semifinales del Apertura, es un grueso dilema a resolver.

[email protected]

NOTAS ANTERIORES







© 2021 Republica Media Group todos los derechos reservados.