¿Cómo iniciarse en la cata?
Foto con fines ilustrativos. Shutterstock/La República
Enviar

La actividad vitivinícola en Argentina ha tenido un sostenido reconocimiento en los últimos años y un posicionamiento sin precedentes.

A pesar de las dificultades que atraviesa el mercado, hay una percepción que ha tomado vuelo gracias en parte al trabajo de comunicación, llevado a cabo por las bodegas y los medios.

Así llegaron nuevos consumidores, sin embargo mucha gente se pregunta cómo empezar.

Es recomendable cuidar ciertos aspectos que serán decisivos para adentrarse en la degustación, por ejemplo disponer de una copa de cristal, no necesariamente costosa, realmente hará una diferencia.

Respetar la temperatura, es otro aspecto relevante y fundamental.

Con estas premisas es conveniente probar estilos diferentes y empezar por el que a cada uno le guste más, independientemente de que se trate de espumosos, blancos, rosados, tintos o dulces.

A partir de esta primera elección, se comparan las muestras que a su vez pueden ser muy diferentes entre sí.

Si se habla de tintos, apreciar el color y matices que cada variedad de uva o añada puede dar, ya es un deleite.

Oler un vino, que resulta de lo más extraño la primera vez, termina siendo un camino de ida. Es simplemente acercar la nariz, rotar la copa y repetir el gesto para reconocer aromas presentes en nuestra memoria olfativa.

Luego se da lugar al análisis gustativo, para sumar aromas y la apreciación que aporta la estructura, peso, equilibrio y persistencia, entre otros factores.

Lo único necesario es prestar atención y descubrir en cada paso las virtudes que los vinos dan, comparando y buscando lo que para cada uno es lo mejor, que felizmente es muy personal y variado.

Esta nota es una invitación a los futuros nuevos consumidores que en la casa, restaurantes, ferias o en un curso especializado, encontrarán el mejor vino que puedan disfrutar.


Marina Beltrame 

Directora Escuela Argentina de Sommeliers



GastroMundo
Ver comentarios