Logo La República

Jueves, 20 de junio de 2024



BBC NEWS MUNDO


BBC Logo

Cómo China está ayudando a Irán a sortear las sanciones internacionales

Redacción - Servicio Persa, BBC News | Jueves 16 mayo, 2024


campo petrolero
Getty Images
El mayor comprador de petróleo de Irán es China, principalmente debido a los precios reducidos.

El lanzamiento por parte de Irán de más de 300 misiles y drones contra Israel a mediados de abril provocó nuevos llamamientos para imponer sanciones más estrictas a las exportaciones de petróleo iraní, que son el motor de su economía.

A pesar de las medidas adoptadas contra el país, durante el primer trimestre de 2024 las exportaciones de petróleo de Irán alcanzaron su nivel más alto en seis años, por un valor de US$35.800 millones, según el director de aduanas de Irán.

Pero ¿cómo logra Irán evadir las sanciones a sus exportaciones de petróleo?

La respuesta está en los métodos comerciales utilizados por el mayor comprador de petróleo de Irán: China.

El gigante asiático es el destino del 80% de las exportaciones iraníes de aproximadamente 1,5 millones de barriles por día, según un informe del Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes de Estados Unidos.

¿Por qué China le compra petróleo a Irán?

Tanques de petróleo en China
Reuters
Se estima que China se ahorra miles de millones de dólares comprando petróleo iraní.

Comerciar con Irán tiene sus riesgos, en particular por las sanciones de Estados Unidos. Entonces, ¿por qué China, el mayor comprador de petróleo del mundo, lo está haciendo?

Sencillamente porque el petróleo iraní es barato y de buena calidad.

Los precios mundiales del petróleo están subiendo debido a los conflictos internacionales, pero Irán, ansioso por vender su petróleo sancionado, ofrece un precio con descuento.

Según un informe basado en datos de negociantes y rastreadores de barcos recopilados por la agencia Reuters en octubre de 2023, China ahorró casi US$10.000 millones en los primeros nueve meses de 2023 mediante compras récord de petróleo de Irán, Rusia y Venezuela, todos los cuales se venden a un precio con descuento.

El punto de referencia mundial para el petróleo crudo fluctúa, pero normalmente está por debajo de los US$90 el barril.

Homayoun Falakshahi, analista de petróleo senior de la firma de datos y análisis Kpler, estima que Irán está comercializando su crudo con un descuento de US$5 el barril.

El año pasado, este recorte de precios llegó a US$13 por barril.

Según Falakshahi, también hay intereses geopolíticos de por medio.

"Irán es parte de un gran juego entre Estados Unidos y China", afirma.

Al apoyar la economía de Irán, “China aumenta los desafíos geopolíticos y militares de Estados Unidos en Medio Oriente, especialmente ahora con las tensiones con Israel”, añade.

"Refinerías teteras"

Los analistas creen que Irán y China han desarrollado a lo largo de los años un sistema sofisticado para comercializar el petróleo sancionado de Teherán.

"Los elementos clave de este sistema comercial son las 'teteras' chinas [pequeñas refinerías independientes], los petroleros de la 'flota oscura' y los bancos regionales chinos con exposición internacional limitada", le dijo a la BBC Maia Nikoladze, subdirectora de Liderazgo Económico del Atlantic Council.

Las "teteras" donde se refina el petróleo iraní son refinerías pequeñas y semiindependientes, una alternativa a las grandes empresas estatales.

"Es jerga de la industria", explica Falakshahi, "porque inicialmente las refinerías parecían teteras, con instalaciones muy básicas, ubicadas en su mayoría en la región de Shandong, al sureste de Pekín".

Estas pequeñas refinerías plantean menos riesgos para China en comparación con las empresas estatales que operan internacionalmente y necesitan acceso al sistema financiero estadounidense.

"Las pequeñas refinerías privadas que no tienen operaciones en el extranjero no comercian en dólares, no necesitan acceder a financiación extranjera", explica Falakshahi.

"Flotas oscuras"

petrolero
Getty Images
Los petroleros que salen de Irán suelen desactivar el sistema de seguimiento de los buques.

Los barcos petroleros pueden rastrearse en los océanos del mundo mediante un software que monitorea su ubicación, velocidad y rumbo.

Para evitar ese sistema de seguimiento, Irán y China utilizan "una red de petroleros con estructuras de propiedad oscuras, que no reportan sus ubicaciones precisas", dice Nikoladze.

"Pueden evitar completamente a los petroleros, servicios marítimos y servicios de intermediación occidentales. Y de esa manera, no tienen que cumplir con las regulaciones occidentales, incluidas las sanciones", añade.

Estos barcos de la "flota oscura" que transportan petróleo suelen desactivar su Sistema de Identificación Automática (AIS) -un sistema de transpondedor marítimo- para evitar que los detecten, o lo engañan pretendiendo estar en un lugar cuando en realidad están en otro.

Se cree que estas flotas realizan transferencias de barco a barco con destinatarios chinos en aguas internacionales, fuera de las zonas de transferencia autorizadas y, a veces, en malas condiciones climáticas para ocultar sus actividades, lo que dificulta determinar el origen del petróleo.

Falakshahi, el analista de Kpler, sugiere que estas transferencias suelen producirse en aguas del sudeste asiático.

"Hay una zona, al este de Singapur y Malasia, que históricamente siempre ha sido un lugar donde hay muchos barcos cisterna que navegan hacia allí y transfieren sus cargas entre sí".

Después sigue la fase de "modificación de marca".

Con este método, como explica Falakshahi, "un segundo barco navega desde aguas de Malasia hacia el noreste de China y entrega el crudo. Una vez más, el objetivo es hacer que no parezca que el petróleo proviene de Irán, sino de, digamos, Malasia".

Según la Administración de Información de Energía de EE.UU. (EIA), los datos de aduana indican que China importó un 54% más de petróleo crudo de Malasia en 2023 que en 2022.

De hecho, la cantidad que Malasia informó que había exportado a China excede su capacidad total de producción de petróleo crudo, según Nikoladze, analista del Atlantic Council, "por lo que se cree que lo que Malasia reporta son en realidad exportaciones de petróleo iraní".

Hubo informes de que funcionarios malayos e indonesios confiscaron petroleros iraníes por llevar a cabo "transferencias no autorizadas de petróleo" en julio y octubre del año pasado.

Bancos más pequeños

terminal de Shandong
Getty Images
Gran parte del petróleo iraní se lleva a terminales como ésta en la provincia china de Shandong.

Maia Nikoladze explica que en lugar de utilizar el sistema financiero internacional, que es monitoreado por Occidente, las transacciones se realizan a través de bancos chinos más pequeños.

"China es muy consciente de los riesgos que conlleva la compra de petróleo iraní sancionado, por lo que no quiere incluir a bancos grandes e importantes en esta transacción", dice.

"En cambio, lo que hace es utilizar bancos pequeños que realmente no tienen exposición internacional".

También se cree que los pagos por el petróleo iraní se realizan en moneda china para evitar el sistema financiero dominado por el dólar.

"Ese dinero se depositaría en cuentas en bancos chinos que tienen vínculos con el régimen iraní", explica Falakshahi.

“Entonces ese dinero se usaría para importar productos chinos, y obviamente una gran cantidad de este dinero se envía de regreso a Irán.

"Pero es extremadamente opaco para entender cómo se hace y si Irán es capaz de repatriar todo su dinero", añade.

Algunos informes sugieren que Irán utiliza "casas de cambio de moneda" dentro de su país para complicar aún más el rastro financiero.

Temor al aumento de precios

El 24 de abril, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, firmó un paquete de ayuda exterior para Ucrania que incluía mayores sanciones al sector petrolero de Irán.

La nueva ley amplía las sanciones para incluir puertos, buques y refinerías extranjeros que intencionadamente procesen o envíen crudo iraní en violación de las sanciones estadounidenses existentes.

Y también amplía las llamadas sanciones secundarias para cubrir todas las transacciones entre instituciones financieras chinas y bancos iraníes sancionados que se utilicen para comprar petróleo y productos derivados del petróleo.

Homayoun Falakshahi dice que Washington podría mostrarse renuente a exigir el cumplimiento de todas las medidas.

gasolinera en California
Getty Images
"La prioridad para el gobierno de Biden es el precio de la gasolina en el país, incluso más que la política exterior".

"Esto se debe simplemente a que la máxima prioridad para el gobierno de Biden es el precio de la gasolina en casa. Esto es mucho más importante incluso que su política exterior”, añade Falakshahi.

Irán es el tercer mayor productor de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y produce alrededor de tres millones de barriles de petróleo por día, o alrededor del 3% de la producción mundial total.

La interrupción de su suministro podría provocar un aumento de los precios internacionales del petróleo, según los expertos.

"Biden sabe que si Estados Unidos reduce las exportaciones de Irán, esto significará menos oferta en el mercado y aumentará el precio del crudo a nivel internacional", dice Falakshahi.

“Si esto sucede, aumentará el precio de la gasolina en Estados Unidos”. Y esto es algo que Biden querría evitar antes de las elecciones presidenciales, agrega el analista.

línea gris
BBC

Haz clic aquí para leer más historias de BBC News Mundo.

También puedes seguirnos en YouTube, Instagram, TikTok, X, Facebook y en nuestro nuevo canal de WhatsApp, donde encontrarás noticias de última hora y nuestro mejor contenido.

Y recuerda que puedes recibir notificaciones en nuestra app. Descarga la última versión y actívalas.

BBC Logo Footer




© 2024 Republica Media Group todos los derechos reservados.