Comienzo en ascenso
Enviar

Comienzo en ascenso…


Comienza este año, muy positivo para los mercados en general, ya que los indicadores económicos de los países grandes han mostrado una mejora significativa, que animó a los inversionistas ante la expectativa de un mayor crecimiento.
En este sentido, vuelven a reaccionar las materias primas que alcanzaron en muchos casos alzas significativas, como ocurrió con el petróleo que llegó a su nivel más elevado en los últimos 27 meses a principios de la semana anterior.

De hecho ya varios bancos y fondos de inversión comenzaron a considerar que el crudo podría ser la inversión más atractiva de 2011, lo cual también ha levantado el interés hacia otras materias primas.
El impacto negativo que tiene lo anterior es que estos mercados tienen expectativas de crecimiento que van más allá de la simple demanda potencial de los países, ya que incluyen también la expectativa de ganancia de los inversionistas.
Expectativa de crecimiento
Es positivo que los mercados arranquen en alza; sin embargo, la expectativa que se tiene sobre el crecimiento y la recuperación de la economía puede estar sobre estimada. De hecho el anuncio de la Reserva Federal de Estados Unidos de mantener el estímulo a la economía es un claro ejemplo de que todavía no hay plena certeza de esta mejoría.
Esta situación se repite en Europa, que si bien terminó el año casi tan bien como lo predijo el presidente del Banco Central Europeo, Jean Claude Trichet, todavía mantiene una fuerte batalla por mantener a raya el desequilibrado gasto fiscal de las economías de la zona euro.
De igual forma, Latinoamérica no escapa a este sobrado optimismo, que ha visto un impulso adicional con el inicio del gobierno de Dilma Rousseff en Brasil, que se espera pueda mantener el impulso de ese país que todavía mantiene grandes problemas de pobreza.
No obstante, el crecimiento económico moderado de la economía global, es una realidad que no se puede ocultar y que en ningún momento se debe subestimar, pero tampoco debería generar o usarse para generar, el desenfreno que el mercado ha presentado en estos inicios de año.
Aumento en precios
La mayor preocupación que surge entre los analistas por esta alza es el impacto en los precios de los bienes y servicios, que no se observará este mes sino el siguiente, cuando los inventarios entren a las máquinas de producción con los precios del alza.
Un eventual aumento inflacionario, es lo que menos necesitan los mercados en este momento sobre todo si se pretende consolidar el crecimiento.
En vista de lo anterior, nuestra recomendación para los inversionistas es que mantengan la prudencia ya que si las cifras económicas continúan mejorando, entonces quizás sí es posible materializar ganancias atractivas con los commodities, lo contrario puede ser muy negativo.

Alfredo Puerta, MBA
[email protected]

Ver comentarios