Enviar
Comentarios incómodos
Ciertas afirmaciones pueden hacerle pasar un momento bochornoso

Melissa González
[email protected]

Existen frases comunes en las conversaciones cotidianas que en realidad no son muy bien recibidas.
Tanto en el trabajo como en la vida personal, cada quien tiene una selección de comentarios que no desea escuchar, por lo que también debe evitar decirlos, algo que ocurre muchas veces sin que uno se dé cuenta.
Recientemente, el portal realsimple.com recopiló una amplia lista de esas expresiones y las razones por las cuales son molestas.
Se tomó en cuenta la opinión de expertos de diversas áreas como comunicación y etiqueta, entre otras.


Lo que no debe decir…

Sobre la apariencia

“Se ve cansado”, implica que no se ve bien, en lugar de eso lo mejor es decir “¿Está todo bien?”.

“Has perdido una tonelada de peso” a una persona que está delgada recientemente, porque da la sensación que ella solía lucir poco atractiva. En lugar de eso diga “luce fantástica, ¿cuál es su secreto?”.

“Yo nunca podría usar eso” es otra frase que se debería omitir, porque podría sentirse como una crítica; en vez de eso es mejor decir, “yo nunca podría vestir esos pantalones porque no fui bendecida con piernas tan largas”.

En el trabajo

“Ese no es mi trabajo”, ya que si un superior se lo pide sí es su trabajo, puede cambiar esa frase por “no estoy seguro que esa tarea deba ser mi prioridad en este momento”, luego hable con sus jefes sobre sus responsabilidades.

“Puede sonar estúpido, pero…” se debe suprimir, pues no hay que subestimar las ideas, en lugar de eso utilice frases que refuercen su credibilidad.

“No tengo tiempo para hablar contigo”, es una frase ruda tanto en persona como por teléfono, en lugar de eso diga “estoy terminando algo, puedes venir cuando termine”.

“Mi jefe anterior era terrible”, esto porque suena poco profesional; si está en una entrevista para un nuevo puesto, lo mejor es decir “estoy listo para un nuevo reto”.

A solteros

“Eras demasiado buena para él”, ya que puede dar a entender que tiene mal gusto, lo aconsejable sería “él perdió”.

“Estoy complacido de que terminaras con ella, además nunca me gustó”, no es recomendable porque la persona se dará cuenta de su falsa adoración por la otra persona mientras estaban juntos.

“Cómo alguien tan perfecto como tú puede estar soltero”, en otras palabras “¿qué anda mal contigo?”

Durante una pelea

“Usted siempre”, “usted nunca”, “usted estaba equivocado”, estas frases solamente motivarán el juego de culpabilidad, lo cual puede poner a las personas a la defensiva.

“Si realmente me amas, podrías…”, controlar a la pareja implorándole que haga algo por usted no es una buena forma de construir la intimidad.

Fuente: www.realsimple.com


José Manuel Castro
Gerente de Operaciones de Veinsa

“Frases que me molesta que me digan en el trabajo son, por ejemplo, cuando delego alguna tarea y se debe priorizar que me respondan ‘no puedo con todo’, o si surge algo de último momento y lo delego y me dicen ‘sí, pero usted me dijo que hiciera otra cosa’, ya que uno como líder sabe qué es lo que se debe priorizar”.




Adriana Valverde

Gerente de Marca de Grupo Pampa

“Una de las frases que no me gusta que me digan en el trabajo, ni mi hija es ‘no se puede’, porque considero que siempre hay una forma de hacer las cosas; o cuando me dicen ‘es muy caro’, porque creo que hay que investigar antes de desechar una idea”.
Ver comentarios