Enviar
Aresep aprobó ayer primero de dos ajustes
Tarifa eléctrica subirá un 9,4% por alto consumo de combustibles

• Una industria que consuma 300 mil kilovatios pagará ¢27 mil más al mes
• Nueva tarifa entrará a regir la próxima semana

Danny Canales
[email protected]

Los más de 566 mil abonados del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) pagarán un 9,4% más en el próximo recibo eléctrico.
Ayer se aprobó el primero de dos ajustes que solicitó la institución estatal en el último trimestre.
El alza será tanto para la temporada alta (de enero a mayo) como para la baja (de junio a diciembre).
Los nuevos precios del servicio eléctrico empezarán a regir a partir del viernes 14 de noviembre cuando salgan publicados en el diario oficial La Gaceta.
El ajuste del 9,4% se aplicará para los sectores residencial, industrial, comercial, preferencial de carácter social y media tensión.
El ICE había solicitado un 15,3% de aumento por ocho meses —de enero a julio—, justificando que debe recuperar ¢50 mil millones que ha invertido de más este año en la compra de combustibles para la producción eléctrica.
Sin embargo, se le aprobó un 5,9% menos pues Fernando Herrero, regulador general, determinó que el ajuste deberá ser diferido a lo largo del próximo año, es decir que regirá hasta diciembre de 2009.
Sobre el aumento que se les aprobó, Pedro Pablo Quirós, presidente ejecutivo del ICE, dijo que deberán estudiar los montos aprobados para determinar si le permiten a la institución recuperar la inversión.
Quirós ha venido manifestando que si la Aresep no aprueba los dos aumentos planteados, se corre el riesgo de que haya apagones en el país.
El otro ajuste presentado es de un 37%. El ICE justifica esa alza en que el próximo año sufrirá un incremento en los costos de producción del 27%. Esa propuesta aún está en estudio.
Con las tarifas fijadas ayer, una industria que consume 300 mil kilovatios hora al mes, en promedio, pagará ¢27 mil adicionales en la época seca.
Por su parte, una familia promedio que consuma 200 kilovatios hora deberá destinar ¢1.000 para el pago del recibo eléctrico.
El aumento de la factura petrolera por parte del ICE se debe al auge en la generación térmica (plantas eléctricas que operan a base de diésel y búnker).
La creciente demanda eléctrica y el atraso en la construcción de nuevas plantas para atender a los nuevos clientes es la causa del problema.
Se estima que el ICE arrastra un faltante de 200 megavatios de energía, que compensó con el alquiler de dos plantas térmicas.
Esa energía es cinco veces más cara que la producida a base de recursos renovables como el agua, viento, gas o calor, debido al alto costo de los derivados del crudo.
Por ejemplo, producir un kilovatio de energía en la planta hidroeléctrica Cariblanco le cuesta al ICE $0,07, mientras que en las plantas térmicas alquiladas sale en $0,47.
Un porcentaje de esa mayor inversión para la generación eléctrica es el que se les trasladará a las tarifas de los abonados del ICE.
Las reacciones como consecuencia del aumento que se aprobó para el servicio eléctrico no se hicieron esperar.
Los sectores alimentario, industrial y exportador alertan que provocará un fuerte impacto en los costos de producción.

Ver comentarios