Logo La República

Martes, 19 de febrero de 2019



BLOOMBERG


Combustible barato impulsa ventas de camionetas

Bloomberg | Lunes 05 enero, 2015

Las pickups de mayor venta, como la Ram 1500 y SUV de lujo como el Cadillac Escalade tienen precios más altos y mejores ganancias que la mayoría de los autos de pasajeros. Bloomberg/ La República


Combustible barato impulsa ventas de camionetas

Luego de un quinto año de crecimiento en los Estados Unidos, las compañías automotrices comienzan el nuevo año con un nuevo indicio auspicioso: el combustible barato impulsa las ventas de camionetas.
Los consumidores compraron más pickups, minivans y vehículos utilitarios deportivos que autos en cada uno de los meses de 2014. Es algo que las empresas automotrices de Detroit y s  rivales no disfrutaban desde 2004, cuando el barril de petróleo se vendía a menos de $40. Por otra parte, es probable que continúe la bonanza del sector en el mercado más valioso del mundo.
Las pickups de mayor venta, como la Ram 1500 y SUV de lujo como el Cadillac Escalade tienen precios más altos y mejores ganancias que la mayoría de los autos de pasajeros. La disponibilidad de crédito, la gasolina barata y buenos acuerdos han dado a los consumidores la confianza necesaria para comprar más. Se estima que todas las compañías automotrices darán a conocer el lunes que las ventas crecieron en diciembre. El ritmo anualizado de las ventas del mes pasado, ajustado por tendencias estacionales, podría haber sido de $16,9 millones, algo menos que en noviembre pero de todos modos el tercero más rápido de 2014.
“Qué buena manera de cerrar un año exitoso para la industria”, dijo John Krafcik, presidente de TrueCar, un sitio web que sigue los precios al consumidor de los autos. “Con la demanda más fuerte en una década, aumentos en segmentos de alta rentabilidad y un modesto crecimiento de los incentivos, las compañías automotrices deben sonreír mientras cierran los libros”.
Las concesionarias podrían haber vendido el mes pasado 1,5 millones de autos y camiones livianos, el promedio de las estimaciones de siete analistas, lo que llevaría el total del año a 16,5 millones y completaría un incremento de 58% desde 2009, cuando General Motors Corp. y Chrysler LLC se reestructuraron en el contexto de una quiebra. Las ventas de vehículos livianos promediaron en los Estados Unidos los 16,8 millones entre 2000 y 2007. El récord establecido en 2000 fue de 17,4 millones. Un récord de llamados a revisión, en su mayor parte de vehículos más viejos, no disuadió a los compradores de nuevos modelos.
El renovado romance de los Estados Unidos con las camionetas livianas favorece el punto fuerte de Fiat Chrysler Automobiles NV. Su división estadounidense, conocida por las pickups Ram, los SUV Jeep y los minivans Chrysler Town Country, conquistó la mayor participación de mercado en los Estados Unidos hasta noviembre y creció a 12,6 %, en comparación con 11,5 % de igual período del año anterior. Se estima que la unidad, que tiene sede en Auburn Hills, Michigan, volverá a ocupar el primer puesto en diciembre con un incremento de las ventas de 23%, según el promedio de las estimaciones de seis analistas. Ha dado a conocer un crecimiento de las ventas durante 56 meses consecutivos durante la gestión del máximo responsable ejecutivo Sergio Marchionne, y las concesionarias están encantadas.
“Las camionetas son ahora lo que domina en todas partes”, dijo Chuck Eddy, que vende las marcas de la vieja Chrysler Corp. cerca de Youngstown, Ohio. “Buena parte del ADN de Chrysler está puesta en la Ram. Si se le suma Jeep, esas dos entidades han hecho de Chrysler lo que es”.
Viejos motores de ganancias de Detroit como el Escalade de General Motors Co. y el Expedition de Ford Motor Co. son populares nuevamente y sus ventas han trepado 55% y 19 % respectivamente.
Se han rediseñado los modelos a los efectos de mejorar la eficiencia de combustible, y los precios de la gasolina se encuentran en el nivel más bajo en cinco años y medio, todo lo cual ha dado a los compradores un impulso adicional, dijo Jesica Caldwell, una analista del sitio web de precios de automóviles Edmunds.com, que tiene sede en Santa Monica, California. “Es como si la gente hubiera estado esperando permiso”, agregó en entrevista telefónica.