Foto 1
Colombia constituye un ejemplo de que intervenir los mercados cambiarios o rebajar las tasas para que las economías de los países sean más competitivas puede salir mal. Bloomberg/La República
Enviar
Ver comentarios