Enviar
Colombia defiende acuerdo con EE.UU. en Cumbre del Sur
• Uribe dice que no busca carrera armamentista sino recuperar el orden interno y más bien destaca las compras hechas por Brasil y Venezuela

La Reunión de Ministerios de Relaciones Exteriores y de Defensa de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) –a realizarse en Quito, Ecuador- está enfocada en el acuerdo que firmarían Colombia y Estados Unidos, para que estos últimos puedan establecer operaciones militares de defensa.
Este pacto es visto con desconfianza por los líderes sudamericanos, quienes consideran que es una intromisión más de la política estadounidense en los asuntos de la región.
Mientras que, en el bando contrario, justifican que el acuerdo lo que pretende es recuperar el orden interno más que el una carrera armamentista, justificó Alvaro Uribe, presidente colombiano.
Por este motivo, Colombia pondrá en el tapete de discusión la compra de armas a terceros países, desviando de esta forma la atención al comportamiento venezolano que intensificó el intercambio de armamento con Rusia.
El llamado de atención fue minimizado por las autoridades venezolanas, que insistieron en que Colombia debe ratificar su posición diplomática y alerta que la alianza que busca con Estados Unidos puede ser el inicio de la guerra, en lugar de paz.
“Insto al Gobierno colombiano a presentar el acuerdo militar con Estados Unidos por el que tropas estadounidenses podrán usar al menos siete bases colombianas”, dijo el vicepresidente y ministro de Defensa venezolano, Ramón Carrizales.
Acerca del debate solicitado por Colombia sobre todos los acuerdos militares de los Estados de la región entre ellos y con otras naciones, Carrizales reiteró que su país está “en su derecho soberano de defenderse”.
Tanto Venezuela como Brasil han hecho recientemente importantes compras de armamento a Rusia y Francia, respectivamente, entre otros proveedores; y las cifras de los últimos años de compras en la región han hecho que se hable de una carrera armamentista en la zona.
En esta reunión se trata de conseguir medidas de confianza y seguridad military; así como garantías en Suramérica para la paz, como establecieron los jefes de Estado de Unasur en la cumbre del pasado mes en Bariloche (Argentina).
El canciller venezolano instó a que Suramérica hable sobre “una nueva doctrina de seguridad”. A su criterio, la reunión “ha avanzado de forma positiva” y “la representación colombiana ha tenido una actitud constructiva”, pero insistió en que Colombia no ha presentado el texto del acuerdo militar con EE.UU.
”Colombia está dispuesta a la simetría; queremos que todo el mundo ofrezca garantías de información y abra sus puertas a todos los temas”, respondió Gabriel Silva, ministro de Defensa de Colombia.
Aseguró que los otros miembros de Unasur “pueden contar con que Colombia es un socio activo".

Quito/EFE
Ver comentarios