Enviar

Ley de espaldas al mar

Una reforma a la Ley Orgánica del Ambiente podría ayudar en el desarrollo de las zonas marino-costeras del país

El compromiso ambiental del país quiere ir más allá del oleaje, con el fin de sellar en la jurisdicción acciones obligatorias en pro de las especies marinas y el territorio marino-costero.
Para esto, se presentó el pasado lunes a la Secretaría Legislativa un proyecto de reforma a la Ley Orgánica del Ambiente, propuesto por María Eugenia Venegas, diputada del Partido Acción Ciudadana (PAC).
Lo que intenta la legisladora es que esta ley sea desarrolladora de oportunidades laborales y sostenibles en materia costera y marítima para las zonas portuarias como Puntarenas y Limón.
“Lo que pretendemos es incluir todo lo que es marino-costero dentro de la Ley, ya que siempre se hace referencia a lo silvestre y terreno, pero no se consideran las costas”.
Con la actual propuesta se intenta reformar la ley vigente, donde sobresale un “reordenamiento territorial en las costas” y la creación de un premio que se llamaría “Mi Costa”, que serviría de incentivo a empresas e instituciones para realizar acciones responsables en sus territorios marinos.
La diputada recalcó que de aprobarse la reforma, las provincias costeras podrían desarrollar una nueva cara en infraestructura, pero sobre todo en preservación de los recursos costeros, esto gracias a la reescritura del artículo 28 de la actual ley, donde se obliga al Estado y a las municipalidades a definir y ejecutar políticas de ordenamiento territorial.
“Nosotros tenemos un plan de desarrollo de urbanismo para Puntarenas que está aprobado y estamos desarrollando programas en la isla de Chira. Además el impacto social no solo tiene que ver con la actividad pesquera, en agosto inauguraremos el balneario con una inversión de $3 millones”, argumentó Rafael Angel Rodríguez, alcalde del cantón central de Puntarenas.
“Los territorios marinos costeros son zonas con gran abandono en términos sociales. Si usted va a Puntarenas se da cuenta de que los centros comerciales están de espaldas al mar, no hay cines, las edificaciones están abandonadas, herrumbradas, es feo, y en Limón es igual”, declaró la legisladora.
A esto se suman los problemas que enfrentan los pobladores pesqueros, a quienes se les debe enseñar a realizar sus prácticas de la manera más sostenible con el medio ambiente.
“Hay un empobrecimiento progresivo en las zonas costeras porque no están en el foco de las políticas de desarrollo nacional, no se ha pensado en ningún proyecto que las mejore, precisamente porque la cultura política del país ha estado desarrollada de espaldas al mar, porque la mayoría de las personas tienen un desconocimiento de lo que se desarrolla en él, entonces no se legisla, no se gobierna en favor de la zonas costeras, todo lo dejan a la buena de Dios”, aseguró José Antonio Chaves, asesor legal de la Federación Costarricense de Pesca (Fecopt).
“Actualmente tenemos problemas como la basura, que causa un gran impacto en los mares, ya que mucha es arrastrada por los ríos o las aguas residuales. La deforestación y la sedimentación están eliminando los arrecifes coralinos porque no los dejan hacer la fotosíntesis al ser tapados. Además hay ciertas prácticas pesqueras como la de arrastre para el camarón, que lo que hacen es que se sobreexplote la especie”, afirmó Erick Ross, coordinador de Pesquería Sostenible de Fundación MarViva.
De la mano de este proyecto de ley va el homólogo llamado Ley de Promoción de la Educación Nacional Marino-Costera que, aunque fue rebotado por supuestos fallos en algunos puntos por parte del Ministerio Educación Pública (MEP), intenta fortalecer la educación en todos los niveles y crear un Consejo Nacional de Educación Marino-Costero.
Asimismo, comprometería al MEP a brindar educación y realizar estudios sobre el impacto, prevención y mitigación del efecto del cambio climático sobre la biodiversidad marina, zonas marino-costeras y la pesca.
La diputada Venegas asegura que el foco de pobreza que se instala en las costas se debe a la falta de empleo y de capacitaciones en los colegios que permitan a los egresados desarrollar labores profesionales o técnicas en su comunidad, por lo que muchos optan por dedicarse a la pesca sin saber utilizar las mejores prácticas ambientales.

Luis Diego Coronado
[email protected]

Ver comentarios